www.elboletin.com

Los traders más famosos te enseñan a tener éxito

Los traders más famosos te enseñan a tener éxito
Ampliar

Las estadísticas no mienten: de cada 10 personas que hacen trading en Forex, solo una termina consiguiendo verdadera rentabilidad.

martes 09 de abril de 2019, 19:37h

La situación económica mundial, marcada por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, generan una gran volatilidad en los mercados que, principalmente, afecta a los países emergentes. En este escenario, operar en el mercado de divisas de Forex es cada vez más arriesgado. Las estadísticas no mienten: de cada 10 personas que hacen trading en Forex, solo una termina consiguiendo verdadera rentabilidad.

Generalmente, los traders que operan en Forex quieren obtener enormes ganancias en pequeños períodos de tiempo. No obstante, intentar esto es sumamente arriesgado y peligroso, por lo que lo aconsejable es generar beneficios a largo plazo de forma sostenida.

Si bien en Forex los clientes institucionales son los que generan la mayoría del volumen de transacciones, existen traders exitosos que dejan su huella en el mundo del trading. Uno de ellos es George Soros, el trader de Forex con más éxito en la historia, y que hizo quebrar al Banco de Inglaterra con una sola transacción de mil millones de dólares.

¿Cómo hizo Soros para conseguir el éxito? De acuerdo a James Márquez, quien trabajó con el famoso analista, Soros ideó una estrategia en la que realizaba “acciones totalmente compulsivas, extrañas y que iban en contra de las reglas”. “Él vendía barato y compraba caro, lo cual solo se podía entender cuando se combinaba con su misión: ser capaz de volver y pelear otro día. Soros decía: ‘no quiero levantarme en la quiebra’”.

Alan Raphael, quien también trabajó codo a codo Soros, destacó en una entrevista que al operador no le cuesta admitir cuando está equivocado, y que simplemente utiliza sus errores para repensar su estrategia.

Otros dos casos de éxito son los de Bill Lipschutz y John R. Taylor Jr. En el caso del primero, incursionó en el mercado de valores tras heredar 12 mil dólares de su abuela. Logró convertir esta cantidad en más de 250 mil dólares, pero terminó perdiéndolo todo por culpa de un movimiento. No obstante, no dejó que este revés le deprimiera y comenzó a trabajar como becario en Salomon Brothers, donde después se desempeñaría a tiempo completo como operador del mercado de divisas. Durante esa época, el mercado Forex experimentó un enorme crecimiento y Lipschutz terminó dirigiendo el departamento, haciéndole ganar a SB más de 300 millones de dólares. Lipschutz terminaría convirtiéndose en Director General del departamento de intercambio de divisas de la empresa, y posteriormente sería nombrado CEO y presidente de North Tower Group.

Por otra parte, Taylor Jr. sse convirtió en analista del mercado Forex del Chemical Bank, adonde ingresó como analista político. Taylor acabaría fundando su propia compañía, FX Concepts, una empresa que ha experimentado un crecimiento notable en el mercado de divisas, siempre acompañada de un gran rendimiento. Además, no podemos dejar de mencionar que Taylor es uno de los pioneros del trading automático: es el diseñador de los primeros ordenadores que ayudaron a las compañías a resolver los asuntos relacionados con Forex.

Los traders más exitosos del mundo utilizan herramientas como el ‘Stop Loss’, calculan el tamaño de sus órdenes, y utilizan niveles de apalancamiento moderados. Asimismo, desarrollan una rutina de trabajo, limitan su exposición al riesgo, se forman y capacitan, y son capaces de crear una buena estrategia de trading.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.