www.elboletin.com

Draghi se niega a abandonar su ‘club de banqueros’ pese a la insistencia de la Defensora del Pueblo

Mario Draghi, presidente del BCE
Ampliar
Mario Draghi, presidente del BCE (Foto: BCE)

“El BCE no se ha asegurado de que su presidente suspenda su pertenencia al G30 y de que los futuros presidentes no se conviertan en miembros”, se lamenta la Defensora del Pueblo de la UE.

viernes 06 de julio de 2018, 10:47h

La Defensora del Pueblo de la Unión Europea, Emily O’Reilly, ha cargado con fuerza contra el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, después de que el banquero central italiano haya desoído las recomendaciones de abandonar su pertenencia al G30, un exclusivo club de banqueros de todo el mundo.

En sus recomendaciones finales sobre el caso, O’Reilly se lamenta de que el BCE “siga negando” las implicaciones que tiene la pertenencia de Draghi, máximo responsable de la política monetaria de la eurozona, a este club.

“El BCE no se ha asegurado de que su presidente suspenda su pertenencia al G30 y de que los futuros presidentes no se conviertan en miembros”, señala la Defensora del Pueblo de la UE en su resumen final. “Como esto da lugar a una percepción pública de que la independencia del BCE podría verse comprometida, el Defensor del Pueblo confirma su hallazgo original de mala administración”.

O’Reilly también ha aconsejado al BCE que publique más información en su sitio web sobre la participación de sus funcionarios en las reuniones del G30 y sobre el consejo que decide quién se une al club. El ‘Ombudsman’ no puede imponer sanciones, aunque sí puede convocar a altos funcionarios para que testifiquen.

Aunque O’Reilly no ha encontrado influencia directa entre la política monetaria europea y la pertenencia de Draghi al G30, considera que los estrechos vínculos entre los banqueros centrales y el sector privado han despertado la sospecha pública desde que la crisis financiera mundial desencadenó una serie de rescates bancarios.

La polémica por asistencia a este club de banqueros ha perseguido a Draghi desde noviembre de 2016, cuando Corporate Europe Observatory (CEO), una ONG con sede en Bruselas, presentó por primera vez una queja argumentando que la participación de los funcionarios del BCE en el G30 era incompatible con la independencia, la reputación y la integridad de las instituciones.

El ‘Grupo de los 30’ –que oficialmente se denomina Grupo Consultivo sobre Asuntos Económicos y Monetarios Internacionales- es una organización con sede en Washington entre cuyos miembros se encuentran altos directivos de importantes bancos privados, así como funcionarios de bancos centrales y de instituciones internacionales y académicos.

El predecesor de Draghi en la presidencia del BCE, Jean-Claude Trichet, es el presidente honorario del ‘G30’, que también incluye en su plantel a figuras tan relevantes como el expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke o los exsecretarios del Tesoro estadounidense Paul Volker y Tim Geithner. Los jefes del Banco de Japón, el Banco de Inglaterra y el Banco Popular de China, Haruhiko Kuroda, Mark Carney, y Zhou Xiaochuan, respectivamente, también son miembros.

El club organiza dos reuniones a puerta cerrada al año, así como un seminario de banca internacional abierto a participantes externos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

?