www.elboletin.com

Garrido pone la mano en el fuego por Van Grieken por su gestión en el máster de Cifuentes

Ángel Garrido y Cristina Cifuentes.
Ampliar
Ángel Garrido y Cristina Cifuentes. (Foto: Comunidad de Madrid)

El presidente madrileño niega que el consejero de Educación presionara para conseguir el acta del TFM de Cifuentes.

miércoles 04 de julio de 2018, 15:26h

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, pone la mano en el fuego por su consejero de Educación, Rafael van Grieken, tras las últimas declaraciones sobre el máster de Cristina Cifuentes. El dirigente madrileño ha defendido que Van Grieken no presionó al rector de la URJC, Javier Ramos, para conseguir el acta del TFM con el que se defendió Cifuentes.

De hecho, Garrido ha apuntado que si el consejero de Educación llamó para conseguir el acta “hizo bien” porque era “un documento esencial”, que lo estaba pidiendo “toda España”. En este sentido, el presidente madrileño ha señalado que la ciudadanía quería saber si había un documento para “justificar” lo que aseguraba Cifuentes.

El presidente de la Comunidad de Madrid ha destacado que pedir el acta, “si es que existía”, es “parte del trabajo” del consejero de Educación. Sin embargo, Garrido ha aseverado que “la diferencia está en lo que llama alguien presionar o lo que llama alguien pedir”. “Yo creo que pedir estaba en sus funciones y creo que eso es exactamente lo que hizo”, ha afirmado.

Por todo ello, el popular ha indicado que Van Grieken, pese a ser reprobado y salpicado por este escándalo, es “un excelente consejero”. Es más, ha insistido en que se trata de una persona “que pide las cosas y que desde luego no presiona”.

La versión del rector de la URJC

Por su parte, el propio consejero de Educación de la Comunidad de Madrid ha relatado que fue el rector de la URJC quien le llamó primero al estallar el caso. Javier Ramos ha declarado en sede judicial que Van Grieken le “pidió el acta de Cifuentes con bastante insistencia”.

Según ha recogido eldiario.es, el rector ha asegurado en sede judicial que él nunca llama a Van Grieken y que fue el propio consejero el que empezó a presionar a la universidad pública para que enviase información y documentos, entre los que se encuentra el acta del TFM que luego usó Cifuentes para defenderse en un vídeo.

La versión del consejero de Educación

El consejero de Educación, como ha informado Europa Press, ha recalcado que las llamadas vinieron por petición de Ramos y que se trata de una serie de comunicaciones “bastante habituales”. En todo caso, Van Grieken ha restado hierro al asunto apostillando que le solicitó información “para dar consideraciones que nosotros necesitábamos conocer”.

“Yo tenía que comunicarme con el rector para, institucionalmente, pedirle toda la documentación que fuera pertinente para aclarar las informaciones que habían aparecido respecto al máster de la presidenta”, ha concluido Van Grieken.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.