www.elboletin.com

Los ganadores y perdedores que deja la temporada de resultados en la Bolsa española

Bolsa de Madrid
Ampliar
Bolsa de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

Los analistas revisan sus apuestas para la próxima semana en la Bolsa española tras la intensa temporada de resultados empresariales.

lunes 05 de marzo de 2018, 08:08h
Una vez pasado el chaparrón de resultados empresariales, es hora de que los analistas, más en frío, hagan balance de la intensa semana vivida. En un mercado bursátil español que se ve presionado a la baja por las noticias llegadas desde EEUU, Repsol, ACS o Aena se encuentran entre las compañías que más han convencido a los expertos, mientras que el Sabadell o Azkoyen despiertan más recelos.

Repsol es una de las apuestas de los analistas. En sus resultados de 2017 “podemos observar que su beneficio neto ha experimentado un incremento del 22% con respecto al ejercicio anterior, y además, es su mayor resultado en los últimos seis años”, señala Eva Blanco, analista de Admiral Markets. “Esto, unido a la previsión del aumento de la inversión, que supondría que su producción se situase por encima de los 700.000 barriles diarios equivalentes de petróleo, puede suponer una señal positiva, siempre y cuando no se pierda el soporte de 13,7”.

Blanco recomienda seguir también con atención la evolución en Bolsa de ACS. Tras la caída del precio del máximo anterior de 34 euros, “podemos observar que se ha estabilizado en una zona de soporte en torno a los 27,7 euros, por lo que habrá que estar atentos a los próximos movimientos”. El grupo ACS ha obtenido resultados “positivos”, ya que las ventas en 2017 han aumentado un 9,1% respecto al año anterior y el ebit un 12,5%. Además su deuda también ha disminuido hasta los 153 millones. “Sin embargo hay que tener cautela, ya que las nuevas normas internacionales de contabilidad, según el grupo, supondrán una merma de 1.350 millones de euros en sus fondos propios el 26,4% del patrimonio actual, y de 530 millones en los intereses de los accionistas minoritarios”, avisa la experta.

Menos dudas parece tener José Ramón Sánchez Galán, analista independiente, sobre Aena. Las perspectivas de un aumento de pasajeros para 2018 en un 5,5%, así como que prevé comercializar un total de 2,7 millones de metros cuadrados de los terrenos con los que cuenta en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y 1,8 millones en el de Barcelona-El Prat, según contempla su plan inmobiliario -“que la compañía presentará próximamente”-, hace que el mercado “se muestra a favor del valor, al que acompañaron unos resultados muy positivos con un incremento de casi el 10% del resultado bruto de explotación Ebitda en 2017 gracias a la evolución sólida del tráfico aéreo y al peso creciente de las tiendas aeroportuarias”, destaca.

Por si fuera poco, desde el análisis técnico Sánchez Galán destaca que el valor “muestra una posible figura de vuelta alcista que le llevaría a encontrarse en la zona de los 172,62 euros, clave para determinar si la figura termina por consolidarse”. “Todavía no se han posicionado los inversores institucionales, pero es de esperar que se animen posteriormente, toda vez que el valor presenta un sesgo positivo de fondo acompañado de fuerte volumen con una sucesión de velas crecientes que hacen pensar en, al menos, una situación de cierto equilibrio sin peligros aparentes de corrección a la baja severa”, señala este experto, que otorga a Aena una recomendación de sobreponderar.

También sobreponderar aconseja el analista independiente en Acerinox. “Excelentes resultados para la compañía, que se encuentra, no obstante, a la espera de la reforma fiscal de la Administración Trump”. “La subida de precios que le ha permitido tales resultados podría mermar expectativas para el primer semestre del presente año”, señala Sánchez Galán, “aunque para el conjunto de 2018 la compañía se muestra optimista dado que la deuda financiera neta al cierre de 2017 se situó en los 609 millones de euros, un 1,7% inferior a la del ejercicio pasado”. A tener también en cuenta el control de existencias en los principales mercados consumidores y la recuperación de precios que ya se vio en el último trimestre del año pasado.

Desde el análisis técnico, “veremos si el movimiento alcista tiene sus frutos”. “Por el momento, trata de posicionarse por encima del nivel de los 12,29 euros, una resistencia de cierta consideración. No se aprecian sobrecalentamientos excesivos en el movimiento, que trata de aumentar más buscando la acumulación que la distribución, superando sus medias a diferentes plazos y con volumen”, señala el experto: “Estaremos atentos a que supere el nivel mencionado, pero podría ser un buen momento para ir entrando en el valor”.

Telefónica puede ser otro de los valores en subir durante los próximos días. Según señala Eva Blanco, aunque “en el punto de vista a largo plazo nos encontramos en una tendencia bajista”, el precio “se apoyó en el soporte establecido en 7,45 euros y rebotó, por lo que hasta que no pierda ese nivel podremos esperar una recuperación”. Además, “este rebote podría verse fortalecido tras la publicación de los últimos resultados de Telefónica, en los que presentó un aumento de los beneficios, una reducción de la deuda y un incremento del dividendo.

“Muy similar” es la situación de Inditex, señala la analista de Admiral Markets, “ya que aunque la tendencia a largo plazo es bajista, hasta que no pierda el soporte establecido en 25,00 no se podrá confirmar. Aunque quizás deberíamos esperar a tomar una decisión, ya que el precio podrá verse afectado por la publicación de sus resultados el próximo 14 de marzo”, recuerda Blanco”.

Banco Sabadell, por su parte, “quiere ofrecer al mercado una cara optimista” que no convence a Sánchez Galán. La entidad ha anunciado recientemente que va a poner el foco en la rentabilidad y ganar unos 1.400 millones de euros en 2020, lo que supondría un 75% más que en 2017. Sin embargo, para el experto “quizás se trate de un objetivo ambicioso” lograr esta rentabilidad, frente al 7,3% de 2017, “toda vez que reparte casi el 50% de sus beneficios a retribuir a los accionistas”. Además, para ello “ha de cumplir con ese objetivo de resultados”.

”Por el momento, el mercado es cauto con unas perspectivas a dos años vista y con la necesidad de reducir su cartera de activos problemáticos, cifrada actualmente en unos 2.000 millones de euros, necesario para acometer eficientemente los objetivos propuestos”, destaca el analista, que desde el punto de vista técnico señala que el Sabadell “parece estar iniciando un movimiento de corrección que le podría llevar a la zona de los 1,65 euros. A pesar de que los huecos no se considera que se rellenan (el pasado 20 de abril de 2017), presenta una figura de estas características que hace pensar lo contrario. Los indicadores de tendencia comienzan a dar señales de un posible movimiento bajista que pudiera ir a consolidarse”. “El nivel mencionado anteriormente presenta una zona de soporte que, de perderse, haría cambiar el sesgo a pesimista sobre el valor. Aseguremos antes algunas ganancias y vendamos parte de la cartera”, recomienda Sánchez Galán.

Al analista independiente tampoco le convence Azkoyen, que ha presentado unos resultados “positivos”, pero “por debajo de las estimaciones del mercado”. Y el grupo ha anunciado que la tendencia de unos beneficios sólo “ligeramente mejores” que el año anterior continuará para 2018. Ello es debido a que, a pesar del objetivo de incrementar sus inversiones, continúa con su política prioritaria de control de gastos y “el mercado prefiere más incrementos en mercados que contención de costes”. Por el momento, “su presencia en Vietnam, podría dar alas a la compañía en la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos, pero el mercado prefiere esperar hasta que las cosas se consoliden”, señala Sánchez Galán.

En el análisis técnico. “tras una trayectoria alcista impecable, el valor presenta una posibilidad de agotamiento que le haría apoyarse en el nivel de los 7 euros. No se descartan posteriores apoyos por la zona de los 6,56 euros”. “Todavía el volumen no se decide a acompañar a la tendencia, que sin embargo ya se empieza a detectar en los osciladores correspondientes”, señala el experto. Además, “ya se encuentra por debajo de sus medias a diferentes plazos, significativo en un comienzo de una corrección bajista que podría ir a más”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios