www.elboletin.com

Puigdemont quiere todo el poder: una investidura en Bruselas y otra en el Parlament

Puigdemont quiere todo el poder: una investidura en Bruselas y otra en el Parlament
Ampliar
(Foto: Junts per Catalunya)

El expresident no cede ante las presiones y pone fechas a sus dos presuntas investiduras: 18 y 22 de febrero.

miércoles 07 de febrero de 2018, 13:05h

Carles Puigdemont no quiere ver a nadie que no sea de Junts per Catalunya liderando la política catalana durante la próxima legislatura. El president cesado de la Generalitat no se fía de ERC y propone liderar él mismo dos sesiones de investidura. Una simbólica en Bruselas y otra efectiva en el Parlament de Cataluña.

Puigdemont quiere recuperar la sintonía pre 155 y dirigir la política catalana hacia el mismo camino que recorría hace meses. Para eso cuenta, supuestamente, con el apoyo de ERC y la CUP, aunque los republicanos sean más escépticos que los cupaires a la fórmula independentista ‘unilateral’.

Según informa La Vanguardia, Carles Puigdemont tiene en mente un gobierno “en el exilio” y otro en Barcelona. En ese sentido propone un Consell de la República encabezado por él mismo y cuya investidura sería el 18 de febrero mediante una asamblea de cargos electos que se celebraría en un acto en Bruselas.

Por otro lado, el president cesado asegura querer presentarse también a la investidura del Parlament de Cataluña el 21 o 22 de febrero, aunque admite que la fórmula para conseguir ser investido president de la Generalitat es difícil.

Ante esa circunstancia, según relata el diario catalán, Puigdemont propone que sea otro candidato de Junts per Catalunya quien sea investido ‘simbólicamente’ president de la Generalitat. De ninguna manera alguien de ERC.

Además, según avanza El Periódico de Catalunya, el partido de Puigdemont quiere reformar la ley de la presidencia de la Generalitat y del Govern para 'legalizar' una investidura a distancia.

Los datos a los que ha accedido el periódico detallan que Junts per Catalunya pretende incorporar la idea de que “en caso de ausencia, enfermedad o impedimento del candidato en el momento de presentar el programa de gobierno y solicitar la confianza del pleno del Parlament, podrá dirigirse a la Cámara por escrito o por cualquier otro medio previsto en su reglamento”.

La propuesta incluye que “corresponde en todo caso al pleno, por mayoría absoluta, autorizar la celebración del debate de investidura sin la presencia o sin la intervención del candidato o candidata”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios