www.elboletin.com

750 médicos del Gregorio Marañón estallan ante Cifuentes por las “graves carencias” del centro

Hospital Gregorio Marañón
Ampliar
Hospital Gregorio Marañón

Cientos de doctores y facultativos del Hospital Universitario Gregorio Marañón firman una carta dirigida a la presidenta regional.

martes 20 de junio de 2017, 12:31h
Hasta 749 firmas apoyan la misiva dirigida a Cristina Cifuentes para denunciar “las graves carencias estructurales asociadas a un mal gobierno” en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid. Se trata del tercer mejor hospital público de todo el país según el Monitor de Reputación de Merco en 2017. Sin embargo, cientos de sus médicos y facultativos han estallado en una carta conjunta ante la falta de medios y la deficiente gestión del centro.

“Para poder mantener este nivel de excelencia preservando la tan preciada calidad asistencial y seguridad del paciente, los facultativos del Hospital Gregorio Marañón, abajo firmantes, estamos preocupados por la situación específica que nos afecta sobremanera en nuestro quehacer diario”, comienza el texto, que sitúa como primer problema el desplome de los presupuestos: “Han descendido progresivamente en los últimos años y son claramente deficitarios, tanto para la actividad real del centro como para la complejidad de los pacientes atendidos”, denuncian los médicos.

"Solicitamos la inmediata puesta en marcha de un plan de gestión, consensuado con los profesionales, y la inversión presupuestaria necesaria para corregir los importantes déficits estructurales del centro, para seguir manteniendo su nivel de excelencia y su proyección de futuro en la atención de calidad de nuestros pacientes", reclaman en la carta, también dirigida al consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, y al gerente general del hospital público.

En segundo lugar denuncian que la institución “está sometida a un déficit de infraestructuras y equipamiento que se prolonga en el tiempo”. Los médicos constatan que en otros hospitales del mismo nivel “se han acometido reformas estructurales importantísimas con adquisición de instrumentación y equipamiento de alta tecnología”. Por contra, “en el Hospital Gregorio Marañón hemos permanecido con edificios degradados, por el paso del tiempo, sin que se haya acometido la reforma integral que se planificó hace ya 11 años”.

Los profesionales médicos lamentan la mala imagen y el aspecto “desatendido” del centro, algo que “muchos usuarios conocen y padecen, sufriendo incomodidades y malestar durante su asistencia”. Aseguran que el hospital sufre frecuentemente “rotura de conducciones hidráulicas, limpieza deficitaria, circulación de bolsas de basura y ropa sucia, con permanencias de horas en los pasillos de las salas de hospitalización”. “Esto no es admisible por razones de seguridad e higiene”, remachan.

Ayer mismo, Cifuentes sacaba pecho de los buenos datos de la Sanidad de la Comunidad, ya que cinco de los diez mejores hospitales españoles son madrileños. Pero hacía estas declaraciones el mismo día en que una plaga de cucarachas, justo en el Gregorio Marañón, obligaba a frenar 18 cirugías programadas en siete de los 26 quirófanos de los que dispone el Instituto Provincial Médico Quirúrgico.

En tercer lugar sitúan el déficit de en inversiones en tecnología médica. “Es preocupante e insostenible debido al gran número de equipos obsoletos con los que estamos trabajando, lo que repercute negativamente en la atención de los pacientes”.

Por otro lado, y dado que en el hospital conviven tres regímenes laborales diferentes (funcionarios, laborales y estatutarios), se dan “grandes desigualdades tanto profesionales como retributivas respecto al resto de los médicos de la sanidad madrileña, como por ejemplo la ausencia de reconocimiento y remuneración de la carrera profesional, agravando el ya conocido maltrato a los profesionales sanitarios junto a la precariedad laboral en la Comunidad de Madrid”.

Respecto a otra de las grandes preocupaciones de los médicos, y por la que pasa la solución para una futura mejora del centro, denuncian que el Gregorio Marañón se ve sometido desde hace años “a cambios en su estructura directiva, sin razones claras ni motivaciones basadas en necesidades del gobierno profesional del hospital”. Critican que esta realidad supone “la carencia de un plan de gestión estable y consolidado, con el consiguiente perjuicio para todos”.

Violeta Muñoz

Hago la información de Madrid y a veces escribo sobre Derechos Humanos y Europa. Pro transparencia pública y rendición de cuentas.

Google Plus de El Boletin

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

16 comentarios