www.elboletin.com

Este round

miércoles 02 de noviembre de 2016, 00:00h
Politica transicional
Politica transicional
De acuerdo a nuestro “Juego Prospectivo Sencillo”, de mediados de año, se impuso el “Escenario Tendencial”, el cual llamamos “Mantenimiento Inteligente del Sistema”. Como dicho, era el de mayor probabilidad. Y fue el que se dio. Pero, solo abre otros juegos.
Este round, en el seno de la Asamblea Nacional, lo ganó el sistema. Y, sin dudas, lo perdieron los venezolanos y sus esperanzas de una pronta solución a su terrible crisis. Pero, por la incertidumbre presente, tanta veces mencionada en nuestros análisis, solo abre otros escenarios. Otros rounds.
 
De acuerdo a nuestro “Juego Prospectivo Sencillo”, de mediados de año, se impuso el “Escenario Tendencial”, el cual llamamos “Mantenimiento Inteligente del Sistema”. Como dicho, era el de mayor probabilidad. Y fue el que se dio. Pero, solo abre otros juegos.
 
Ciertamente, tal como expusimos en el “Juego” referido, en “la consideración, por el oficialismo, de los costos y riesgos asociados a la pérdida del poder”, le convenía el “Manejo de relaciones con la MUD (…) y factores externos”, para poder enfrentar el reto de mantener el statu quo, para lo cual, el uso de la fuerza (hay evidencias recientes), una escalada totalitaria (idem) y -voilà!- acuerdos con la MUD, con base en las reuniones de interés a los Estados Unidos, Cuba y El Vaticano. Sí, eso –exactamente- lo dijimos hace meses.
 
Y los voceros del Vaticano y el Departamento de Estado americano, junto con la permanente tutela cubana estuvieron activísimos. Como dicho, se dio lo más probable. Ese “Mantenimiento Inteligente” lo definimos precisamente así: “Triunfo del statu quo, vía la violencia oficial y el “aggiornamento” y arreglo dentro del sistema”.
 
¿Qué pasará ahora? El régimen y sus sostenes degustarán las mieles del triunfo. Justificarán el logro. Se sentirán poderosos. Imagínense, ¡en obediencia al Papa y Estados Unidos! Pero, no habrá normalidad. El país está en pie de lucha.
 
Le importa que lo que pasó en la AN es distinto a su “hoja de ruta” –con la meta clara de la salida de Maduro y su régimen por vía constitucional- y que lo sea por intereses bastardos –más espacios electorales para los partidos “opositores”- y una equivocada visión de las cosas de parte del sector dominante de la Mesa de la Unidad Democrática.
 
Sin embargo, habrá, inevitablemente, otros rounds. La reacción societal (sí, societal) es clara: la inmensa mayoría de la sociedad nacional expresa un profundo rechazo al manejo del régimen y lo que queda de la cúpula de la Mesa de la Unidad “Democrática”. Voluntad Popular –el partido de Leopoldo López- y María Corina Machado y su partido no comparten los acuerdos de ayer. Falta conocer la expresión de otros factores sociales y políticos.
 
Ya Maduro pidió actuar contra Voluntad Popular –miembro de la cúpula de la MUD- porque es un “grupo terrorista”. Y ordena a los organismos jurisdiccionales actuar contra su principal vocero parlamentario. A esta avanzada hora del martes no se conoce la reacción de los otros partidos de la Mesa de la Unidad.
 
Venezuela podría desbordarse. Ese escenario lo llamamos “Venezuela en el Abismo”: “Violencia, enfrentamientos, caos, entropía (mayor), costos sociales altos, incertidumbre”…
 
El régimen espera una reacción de la sociedad nacional y, por su naturaleza, se prepara para reprimir. Ya hay los anuncios. Es de desear que no ocurra nada nuevo que lamentar. Pero, claro que habrá otros rounds. Fórceps de la transición a la democracia, aunque con resultado incierto. Va ganando el régimen.
 
* Santiago José Guevara García
Valencia, Venezuela
sjguevaragarcia@gmail.com / @SJGuevaraG1
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.