El impacto del COVID-19 en la industria de las citas

Ordenador

Odenador

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La pandemia originada por el COVID-19 ha constituido una auténtica revolución en cómo nos relacionamos. Desde la eliminación de los abrazos, besos y apretones de manos con aquellos con los que no convivimos, hasta la limitación de aforos en los lugares de copas; cualquier tipo de socialización se ha visto impactada de una u otra forma por esta nueva enfermedad.

Como no podría ser de otra manera, las formas de ligar también han experimentado diversos efectos.

Las citas online en boca de todos

En marzo llegó la prohibición de salir de casa para todo lo que no fuera esencial y aunque sea rebatible desde el punto de vista psicológico, el socializar no se consideró esencial, pues era precisamente lo que se trataba de evitar.

Sin embargo, los ciudadanos no quisieron quedarse aislados. Las ocho era una hora marcada por las alarmas para salir a aplaudir a los sanitarios y sentirse parte de algo. Cada día en las noticias veíamos nuevas iniciativas de los vecinos de diferentes lugares para interactuar entre sí de forma segura y cada uno desde su casa.

Al mismo tiempo, los sitios y apps de citas veían como su tráfico aumentaba. Por ejemplo, el sitio de citas online para España Buscamaduras.com informa que experimentó su pico de uso precisamente en el año 2020.

Si las citas online ya eran populares antes de la pandemia, con ella se consolidaron como una alternativa viable para conocer gente al mismo tiempo que se cumplían las reglas.

Citas seguras

Cuando volvimos a la calle, tuvimos que hacerlo con cuidado, lo que se tradujo principalmente en evitar aglomeraciones.

Para ello, las citas online continuaron mostrando su utilidad. En vez de acudir a locales públicos con grandes aglomeraciones de gente, muchas personas optaron por las webs de citas, donde cada día se reúnen miles de personas, pero sin el riesgo de ningún tipo de contagio.

De esta manera, ligar se convirtió en algo más íntimo, a través de mensajes directos mediante un chat o un buzón de entrada. Los más críticos dicen que se pierden factores esenciales en el ligue como el lenguaje corporal o el saber comportarse en los grupos de amigos, pero otros destacan que online surgen relaciones mucho más basadas en la conversación, de modo que la pareja se conoce antes de una manera más profunda. Cuestión de gustos.

Simplemente amistad

Para muchos, la pandemia ha sido la excusa para encontrar un nuevo uso a las webs de citas. Lo cierto es que estas webs reúnen a gente que quiere charlar, conocer personas y compartir y todo ello se puede conseguir, además de con una relación romántica, mediante la amistad.

Las webs de contactos ofrecen los chats para que los usuarios puedan charlar en vivo y el resultado es que en muchos de ellos, se forman grupos de usuarios asiduos que aunque nunca llegan a tener relaciones románticas entre sí, forman una buena amistad y se ofrecen apoyo, sentido del humor y conversación. Muchos usuarios afirman que el sentimiento de cercanía conseguido mediante un chat es único y nunca lo han experimentado con personas de su vida offline, lo que muestra que las webs de citas han sido una verdadera solución a la soledad de muchas personas, más allá de sus objetivos románticos.

Todos esperamos con ansias la vacunación y que esta sea efectiva y segura en el largo plazo, pero si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que las webs de citas online seguirán creciendo. Quizá incluso, algún día, dejemos de diferenciar entre citas online y offline, pues la fusión entre estos dos mundos es ya casi total.