Normas para la vuelta al cole: mascarillas desde 6 años, toma de temperatura y presencialidad

Aula colegio
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha acordado con las Comunidades Autónomas un protocolo con casi una treintena de medidas y varias recomendaciones para la vuelta al cole, que estará marcada por el Covi-19. Un regreso a las aulas que será presencial, en especial hasta 2º de la ESO, y en el que será obligatorio el uso de las mascarillas a partir de los 6 años. Asimismo, se deberá tomar la temperatura a niños y niñas.

Según ha detallado los ministros Salvador Illa e Isabel Celaá tras su reunión con los responsables autonómicos de Sanidad y de Educación, el pacto cerrado este jueves decreta que la actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas del sistema educativo, priorizándola para el alumnado de menor edad, al menos hasta 2º de la ESO. Asimismo, los centros educativos se mantendrán abiertos durante todo el curso escolar asegurando, entre otros servicios, el de comedor.

Según este protocolo, se mantendrá una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros y se fijan grupos de convivencia estable en Educación Infantil y en primer ciclo de Primaria. En ellos no se aplicarán los criterios de limitación de distancia.

Respecto al uso de mascarillas, se establece su obligatoriedad a partir de 6 años de edad con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal. A esto hay que añadir que se realizará una higiene de manos “de forma frecuente y meticulosa”. Es decir, al menos cinco veces al día, y se ventilarán con frecuencia las instalaciones, por lo menos durante 10-15 minutos.

En el transporte escolar será obligatorio también el uso de la mascarilla a partir de 6 años y recomendable en niñas y niños de 3 a 5 años. Sin embargo, desde el Gobierno también se recomienda que siempre que sea posible el traslado a los centros escolares se haga andando o en bicicleta.

Por otra parte, se tomará la temperatura corporal a todo el alumnado y al personal de forma previa al inicio de la jornada, aunque los padres también podrán hacerlo en sus domicilios. En torno a esto, en caso de presentar síntomas no deberán acudir al centro.

En el caso de un positivo, los miembros de un mismo grupo de convivencia estable se pondrán en cuarentena, mientras que en el resto solo los harán los que el servicio sanitario que estudie el caso considere como “contacto estrecho”. De esta manera, se descarta el cierre de los centros como último opción.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA