www.elboletin.com

“Sobreesfuerzo y estrés laboral”: las consecuencias del déficit de celadores en el Ramón y Cajal

viernes 28 de octubre de 2016, 00:00h
Hospital Ramón y Cajal
Hospital Ramón y Cajal
El sindicato MATS denuncia que la falta de celadores en el Hospital Ramón y Cajal provoca una serie de conflictos que ha derivado en “una situación alarmante”.
El déficit no es únicamente un concepto macroeconómico. Una palabra que recorre los pasillos del Hospital Ramón y Cajal. Tal y como ha denunciado el sindicato MATS, la falta de celadores en el centro, sobre todo en el turno de tarde, se ha transformado en “una situación alarmante”. Un escenario que está repercutiendo negativamente tanto a los trabajadores del hospital como a los pacientes.
 
“Esta situación es insostenible por más tiempo, debido a la existencia de una sobrecarga de servicios a cada celador/a por lo que está causando sobreesfuerzo y estrés laboral”, denuncia el sindicato. Es más, el conflicto y la falta de estos trabajadores “está produciendo un alto número de bajas” (el 19,31% del total de los accidentes de trabajo en el último año), incluso “algunas de ellas son recaídas”. Bajas que, como sostiene MATS, “no se cubren de inmediato, lo que supone aún mas sobrecarga para este colectivo”.
 
Todo ello, se deriva a que “la calidad asistencial que se presta a los pacientes puede disminuir de forma alarmante a pesar del esfuerzo de los trabajadores”. Por ello, los cálculos que maneja el sindicato para el Hospital Ramón y Cajal no fallan: son necesarios mínimo 22 celadores (18 para hospitalización y cuatro para quirófanos).
 
Una necesidad que conoce la Dirección del Hospital, tal y como expuso el sindicato el 13 de octubre tanto a la Gerencia del centro como a Recursos Humanos. La respuesta que salió desde las altas esferas del complejo hospitalario fue que había en el hospital “un número mayor de celadores”, como recuerda MATS.  
 
El problema llega en que la Dirección “incluía los que están atendiendo en urgencias, y los que están en archivos, lencería, farmacia, esterilización, rehabilitación, quirófanos  y servicio de radiología e incluso los peluqueros y los encargados, que no trabajan directamente con los pacientes, sino organizando el trabajo del resto de celadores”. La suma de todos estos da respuesta al centro, pero desde MATS inciden en que el déficit de trabajadores se encuentra a la hora de “atender a los pacientes hospitalizados”.
 
Una labor de trato con los pacientes en la que los celadores son los encargados de ayudar a movilizar a los pacientes  encamados y  al aseo personal de los mismos, así como al traslado de los pacientes a distintas pruebas. La falta de estos trabajadores ha provocado que “muchas veces los pacientes deben comer o cenar en la cama porque no hay celador para que les acueste o les levante cuando lo necesitan”.
 
Otras veces están sentadas y quieren acostarse, y deben esperar más de una hora a que haya un celador disponible para que les acuesten. Esto  unido a la falta de personal de enfermería, que la mayoría de las veces no da abasto con su propio trabajo. Tanto los  pacientes  como los  trabajadores continúan sufriendo las consecuencias”, concluye MATS.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios