www.elboletin.com

La venta de pisos EMVS a fondos buitre pudo suponer un ‘agujero’ de 162 millones a Madrid

miércoles 14 de septiembre de 2016, 00:00h
Viviendas en construcción
Viviendas en construcción
Ahora Madrid denuncia que los gobiernos de Gallardón y Botella dilapidaron el patrimonio municipal de Madrid “por encima de sus posibilidades”.
La Comisión de Investigación de la Deuda, Contratación y Políticas centrada en la venta de pisos sociales pertenecientes a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) a fondos de inversión privados ha presentado este miércoles su dictamen y sus conclusiones. Vertebrada por Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, la Comisión ha determinado que la adjudicación de 1.860 viviendas a Blackstone estuvo llena de irregularidades.
 
Según el concejal de Economía y Hacienda de Madrid, Carlos Sánchez Mato, “ha habido un quebranto patrimonial disparatado. El valor contable de las viviendas nos haría suponer una pérdida mínima de 31 millones de euros y una máxima de 162 millones de euros”, denuncia el concejal, que espera que las empresas y personas responsables no se vayan ‘de rositas’ de este caso: “No puede salir gratis porque a los madrileños no nos ha salido gratis”.
 
Esta es la principal consecuencia de aquellas políticas emprendidas por Alberto Ruíz Gallardón y Ana Botella, el coste humano. Así lo lamenta Sánchez Mato, que considera que el coste que más dolor debería causar es el coste social. “Soy economista y a veces reducimos esto a números. Este caso ha dejado a muchas familias que no pueden dormir, literalmente. No es demagogia, sino que de verdad no saben cómo será su futuro”, afirma el concejal de economía.
 
El dictamen de la Comisión asegura que “se ha enriquecido a una empresa determinada utilizando todo tipo de atajos para evitar el cauce civil […] el fondo de inversión se hizo con las viviendas en una situación ventajosa. Era, desde luego, un buen negocio que hacer con el Ayuntamiento De Madrid. Siempre y cuando los madrileños pagaran los costes, como así fue”, lamenta Sánchez Mato.
 
"La EMVS y el equipo de Ana Botella actuaron con desprecio absoluto a los derechos y dignidad de los arrendatarios. Fue una operación de despatrimonialización de la EMVS únicamente beneficiosa para la parte compradora. El posible quebranto patrimonial a la EMVS podría ser de hasta 298 millones de euros" sentencia el dictamen, por lo que la Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Madrid y concejala del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, adelante que "Las conclusiones recomiendan iniciar acciones legales por la gestión de la EMVS".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios