www.elboletin.com

La privatización de los servicios no sanitarios no se detiene: esta vez en el Hospital 12 de Octubre

domingo 07 de agosto de 2016, 00:00h
Hospital 12 de Octubre
Hospital 12 de Octubre
La Consejería de Sanidad saca a concurso la gestión de la central térmica del centro. Unas privatizaciones que lastran las condiciones del personal no sanitario.
Puede no tener el cartel de privatización de un servicio médico, como puede ser el que pretendió la Comunidad de Madrid con la gestión de la salud mental en el Hospital del Tajo, pero no deja de ser una externalización. El último anuncio de la Consejería de Sanidad habla de la apertura de un concurso público para la gestión de un servicio no sanitario de un hospital público, concretamente, el de “las máquinas enfriadoras y bombas de calor” (la central térmica) del Hospital 12 de Octubre con un valor estimado del concurso de 638.000 euros.
 
Este tipo de movimientos por parte de la Comunidad de Madrid se iniciaron en plena fiebre privatizadora del Gobierno de Esperanza Aguirre. En 2012, el Ejecutivo madrileño determinó la necesidad de “proceder de manera progresiva a la externalización de los servicios no sanitarios necesarios para el adecuado funcionamiento de la red de centros del Servicio Madrileño de Salud, mediante los oportunos concursos públicos”.
 
Una política que desde la Comunidad de Madrid justificaron, tal y como recoge el preámbulo de la Ley 4/2012, de 4 de julio, de Modificación de la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para el año 2012, y de medidas urgentes de racionalización del gasto público e impulso y agilización de la actividad económica, a la “crítica situación que atravesamos” la cual exigía una toma muy concreta de decisiones: o reducir “gastos que no sean absolutamente imprescindibles” y así contribuir a “la generación de confianza entre los inversores españoles y extranjeros” o “renunciar a lo esencial, que es la educación y la sanidad universales y gratuitas, y la atención a los más débiles y desfavorecidos”.
 
Por ello, la única salida que veía el Gobierno de Aguirre era “actuar con prudencia y con responsabilidad” lanzándose a la externalización en ese gasto que no veían imprescindible, algo que ejecutaron con los servicios no sanitarios y que, a día de hoy, como denuncia el sindicato Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad (MATS), sigue sucediendo. Un futuro de estos profesionales no sanitarios que queda ligado al devenir de la empresa adjudicataria.
 
Centrándose en la realidad que vive el colectivo en el Hospital 12 de Octubre, la situación no es alentadora. A pesar de que la Asamblea de Madrid derogó esta normativa “tras la lucha auto organizada que llevó la Plataforma Centros Sanitarios 100% públicos”, que entregó un total de 26.000 firmas, estos profesionales continúan sufriendo las consecuencias. “Si bien la derogación de esta ley ha servido para que el Personal No Sanitario ya no sea un personal marginado legalmente, en general el gobierno de Cristina Cifuentes trata de hacer que esto se quede en papel mojado”, asevera MATS.
 
Algo que ha constatado Luis López, mecánico del Hospital 12 de Octubre, que relata a ElBoletín.com cómo el escenario “no tiene visos de cambiar”. “La última OPE (Oferta Pública de Empleo) que se realizó para el personal de oficio fue en 2001. Ni mecánicos, ni electricistas…”, recuerda López. Un personal que forma parte del engranaje de los hospitales al encargarse de funciones vitales como el mantenimiento, la cocina, e incluso tareas administrativas o las realizadas por los celadores.
 
“En el Hospital 12 de Octubre, recientemente ha salido a concurso publico la central térmica, a este concurso va unido parte del taller de fontaneros, también se vuelve a sacar a concurso publico el 30% del taller eléctrico y se dejan sin cubrir y por tanto se siguen dando a empresas privadas los trabajos de tapicería, a pesar de haber dos tapiceros en plantilla orgánica y de la mala calidad de los trabajos que estas empresas entregan”, denuncia MATS.
 
Entre esos resquicios no cubiertos por lo público y los concursos, las empresas privadas continúan gestionando este servicio no sanitario. Es el caso de Clece (filial del grupo que dirige Florentino Pérez), el cual controla, como menciona el sindicato, el 30% del taller eléctrico del Hospital 12 de Octubre. “Este verano a causa de problemas organizativos en esta empresa privada, han llegado a cambiar las condiciones laborales a los electricistas del hospital durante los meses de julio y agosto”, asevera MATS. “Les han quitado algunos servicios, algunas noches, algunos festivos. Los cambios han supuestos variaciones en los trabajadores”, complementa López a este medio.
 
El tira y afloja con las administraciones
 
Con el fin de intentar revertir la situación, los profesionales se han plantado ante la Gerencia para poner cartas en el asunto. “Llegamos a ser en plantilla hasta 23 mecánicos, ahora somos 17. Argumentan que no pueden contratar y no hay plantilla orgánica”, describe Luis López a ElBoletín.com. Una falta de personal por la imposibilidad de contratar que ya se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla que está cabalgando el colectivo.
 
“Tras varias reuniones mantenidas con la dirección del hospital para plantear que se revierta esta situación, dado que ya se podría contratar en estas categorías, esta admitió la conveniencia de hacerlo, concretamente en el taller eléctrico y con los dos tapiceros. Pero posteriormente nos respondieron que desde la Consejería de Hacienda no se autorizan estas contrataciones”, desvela el sindicato.
 
Sin embargo, el mandato del pleno de la Asamblea de Madrid –gracias a la enmienda de Podemos, el voto favorable de PSOE y la abstención de Ciudadanos- deja clara que la extinción de este personal no sanitario debe finalizarse. “Lo único para lo que ha servido la derogación es cubrir las jubilaciones de estas categorías. Antes estaba prohibido, ahora, de momento, lo permiten, aunque siempre con contrato temporal”, afirma el mecánico Luis López.  
 
Si en 2010 el colectivo de cocina del Hospital 12 de octubre advertía en una carta enviada al diario 20 Minutos de que “la privatización de todos los servicios no sanitarios (pinches, cocineros, personal de lavandería, etc.) hará que la sanidad pública sea un poco más precaria y cada vez más especulativa”; en pleno 2016, el personal del centro sigue alertando de la prórroga de la privatización de la central térmica. “Con ello la Presidenta Cifuentes demuestra que sus declaraciones de cambio en relación a los anteriores gobiernos del PP no pasan de ser palabras vacías”, concluye el sindicato MATS.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.