www.elboletin.com

Rajoy dice que las consultas de Escocia y Cataluña son un “torpedo” a la UE

miércoles 17 de septiembre de 2014, 00:00h
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
El presidente del Gobierno avisa que los 28 no están por la labor de dar “facilidades” para la integración.
Mariano Rajoy se ha mostrado contundente hoy en el Congreso al hablar de las consultas sobre la independencia de Escocia y Cataluña. Al ser preguntado por esta cuestión, el presidente del Gobierno ha definido estos procesos como un “torpedo a la línea de flotación” de la Unión Europea, y ha avisado que los 28 no están por la labor de dar “facilidades” para la integración de estos territorios en el club europeo si finalmente se produce la separación.

Así ha respondido al ser preguntado durante la sesión de control por el portavoz del PNV, Aitor Esteban, sobre si el Gobierno español facilitaría la entrada de Escocia en la UE en el caso de que se imponga el 'sí' el referéndum independentista convocado para este jueves.

En su turno, Rajoy ha felicitado al diputado por asumir en su pregunta, según recoge Eurpa Press, la “evidencia” de que los Tratados de la Unión y los distintos líderes europeos han dejado claro que “si una parte de un Estado de separa se convierte en un tercero respecto de la Unión Europea”, y desde ese momento “no se le aplica nada del acervo comunitario”. Concretamente, el presidente ha citado la libertad de circulación de personas, capitales y mercancías, la moneda y el Banco Central Europeo.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo central ha reconocido que esos territorios separados de un Estado miembro pueden pedir su entrada en la UE “si actúan dentro de la legalidad”, pero ha señalado que, si lo hacen, ese proceso puede durar “años” y siempre requerirá “el acuerdo unánime de los Estados europeos”.

Tras ello, ha dejado claro que entre los 28 no ha entusiasmo “ninguno” por estos procesos, ya que “se entiende que son malos para la región de que se trate, para el Estado (afectado) y el conjunto de la UE porque afectan al bienestar de los ciudadanos”. Por tanto, ha dicho, “facilidades para quienes se integren en este tipo de procesos, me temo que muy pocas por parte de los 28”, ha aseverado.

Por último, ha dicho que “estos procesos son un torpedo en la línea de flotación del espíritu europeo” porque la UE surgió “para integrar y no para fragmentar los Estados”. A su juicio, “necesitamos países y uniones fuertes para plantar cara a los retos globales”, y por ello considera que será “muy difícil” que se admita la posibilidad de que las regiones que se independicen sean aceptadas en la UE.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios