CCOO acusa a Esperanza Aguirre de despreciar los derechos constitucionales de los madrileños

A falta de unas horas para que se celebre en todo el territorio nacional el Día de la Constitución, CCOO ha acusado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de despreciar los derechos constitucionales de los madrileños con sus recortes a la Educación Pública, que vulneran tanto el derecho a la educación como la libertad de expresión o el derecho a la negociación colectiva.

Según ha indicado el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Francisco García, durante la presentación del Manifiesto por el Derecho a la Educación en el Marco Constitucional que ha presentado hoy la Plataforma Regional por la Escuela Pública, “en la Comunidad de Madrid los derechos constitucionales no están plenamente reconocidos”, ya que con la política de recortes de Aguirre se ha vulnerado tanto el derecho a la Educación, que está “cuestionado seriamente” en la región, como la libertad de expresión o el derecho a la negociación colectiva.

García ha indicado que el Gobierno regional coarta la libertad de expresión al tomar represalias contra los profesores que han hablado de su situación tras los recortes ante los medios. “Los que no han sido expedientados han sido separados de su plaza”, ha asegurado el representante de CCOO. Aunque no sólo eso, ya que Aguirre también ha negado a los docentes su derecho a la negociación colectiva al aprobar, sin negociar con los sindicatos representativos de Madrid, las normativas aprobadas para reducir el gasto en Educación pública.

No obstante, la Plataforma, integrada por la FAPA Giner de los Ríos, Asociaciones de Vecinos, Movimientos de Renovación Pedagógica, los sindicatos educativos CCOO, UGT y STEM, y el Sindicato de Estudiantes, asegura también que el conflicto abierto por la presidenta regional al implantar el ‘tijeretazo’ a la educación ha traído consigo la infracción del derecho a la igualdad.

Según ha indicado Eduardo Sabina, secretario general del área de enseñanza de UGT Madrid, la “privatización del sistema educativo” planteada por la presidenta regional es “gravísima para la sociedad” porque vulnera el principio de igualdad al “segmentar al alumnado”.

Por ello, los signatarios de este Manifiesto han exigido al Gobierno de la Comunidad de Madrid “un cambio inmediato y radical en las formas de actuación” y la “apertura del proceso de diálogo, consenso y negociación con todos los sectores afectados a través de sus legítimos representantes”.

También han pedido a Aguirre que deje de vulnerar el contenido de la Carta Magna y que no piense que el conflicto va a acabar por el desgaste de los docentes, ya que a la Marea Verde le queda todavía mucha “gasolina” para seguir defendiendo la Educación pública.