La Marea Verde regresa a Moncloa el 14 de noviembre con sus firmas contra la ‘Ley Wert’

Manifestación de la Marea Verde

Profesores, padres y estudiantes entregarán a Mariano Rajoy el resultado final de la Consulta Ciudadana por la Educación, que acabó el pasado 27 de octubre, una iniciativa popular que califican de todo un «éxito». La Marea Verde ‘visitará’ el próximo 14 de noviembre a Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa para entregarle los resultados recabados en la Consulta Ciudadana por la Educación, que se realizó entre el 23 de septiembre y el 27 de octubre. Profesores, padres y estudiantes vuelven a la residencia del presidente del Gobierno para hacerle saber la opinión de los españoles sobre la Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y otros recortes del ministro Wert, como el Decreto de Becas o el ‘tasazo’ universitario.

El colectivo en defensa de la Educación pública ya acudió a La Moncloa el pasado 17 de noviembre, cuando comunicaron a Rajoy que hasta ese momento, y quedando aún diez días de consulta, habían logrado más de un millón de firmas contra la conocida como ‘Ley Wert’.

Una cifra que según han indicado los representantes de los colectivos integrados en la Plataforma Estatal por la Escuela Pública (UGT, CCOO, STEs, CGT, Movimientos de Renovación Pedagógica, CEAPA, Sindicato de Estudiantes, FAEST y Estudiantes en Movimiento) será ampliamente superada, sobre todo porque sólo vía Internet se han reunido más de 91.000 firmas.

Hace dos semanas los representantes de la Plataforma acudieron a La Moncloa con la intención de reunirse con Mariano Rajoy, aunque no pudieron, por lo que entregaron en el registro de Presidencia una carta en la que le indicaban los resultados de la consulta y le exigían que revirtiese las medidas impulsadas por Wert.

Asimismo, la Marea Verde aprovechó este escrito para denunciar el “intento de boicot” por parte de algunos representantes políticos a la consulta porque “tienen miedo a la democracia”. Uno de los casos más polémicos fue el de Madrid, ya que según indicó el colectivo la consejera de Educación, Lucía Figar, presionó a los directores de los centros en los que se instalaron mesas de votación para que las retirasen.

Y también se quejaron de la actitud de algunos responsables políticos que están al frente de Ayuntamientos, que intentaron impedir la consulta y la instalación de mesas. Según la Marea Verde, dieron respuestas “absurdas” a las comunicaciones que realizaron los ciudadanos para poner en marcha las mesas, como que había que “presentar seguros de Responsabilidad Civil” o que no se podía responder porque había “mucho trabajo en el Ayuntamiento o Junta Municipal respectiva”.

Para el colectivo, estos intentos de boicot fueron producto del “miedo” que tenía el PP ante el “masivo apoyo” que estaba cosechando la iniciativa, que será un “éxito” a pesar de todas las “actuaciones ilegales” que ha cosechado en su contra.