Lucía Figar realiza en el Senado una ardorosa defensa de la Ley Wert

Lucía Figar y José Ignacio Wert

Hasta cinco autonomías, dispuestas a llevar al Constitucional la nueva Ley de Educación. Madrid no está entre ellas. La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, es una firme defensora de la nueva Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y ha vuelto a demostrarlo hoy en el Senado.

Para Figar, con la LOMCE que impulsa Wert, el sistema educativo español tendrá los instrumentos necesarios para luchar contra el fracaso escolar y terminar con la mediocridad imperante en la actualidad.

Según la consera, el principal problema sería el 25% de abandono escolar, una cifra verdaderamente ‘segregadora’ que hay que atajar, lo mismo que resulta necesario conseguir una mejora de los conocimientos.

Dos asuntos que, en su opinión, afectan sobre todo a las familias más humildes para quienes “el aprendizaje puede dejar de ser una «palanca de oportunidad» si no se rebaja el abandono escolar.

La consejera madrileña cree también que la Ley garantiza la libertad de elección y respeta “el derecho que tienen los pares a matricular a sus hijos donde quieran». Además, Figar no considera que la aprobación de la reforma sea unilateral porque la apoyan «la mayor parte de las Comunidades Autónomas”.

Sin embargo, cinco de ellas, Andalucía, Cataluña, Canarias, País Vasco y Asturias han reiterado hoy que recurrirán la Ley ante el Tribunal Constitucional si finalmente se aprueba tal y como está ahora.