La Ley de Protección de Datos impedía borrar los discos duros de Bárcenas en plena investigación policial

Luis Bárcenas, ex tesorero del PP

El Partido Popular ha vuelto a echar hoy mano de la Ley de Protección de Datos para ‘esconder’ información al juez Pablo Ruz. Pero los expertos creen que en este caso se ha equivocado. Según ha asegurado Ofelia Tejerina, abogada de la Asociación de Internautas a Europa Press no sólo no obliga a formatear un ordenador cada vez que un empleado se va de una empresa –como argumenta Génova- sino que impide expresamente borrar cualquier información que pueda ser necesaria para una investigación en curso.

Esta experta en protección de datos asegura que ante una investigación criminal esa información tiene que quedar guardada en la empresa a disposición de las autoridades. “La empresa está obligada a guardar por ley la información que pueda tener en ese ordenador, no se puede entregar a otro empleado», ha explicado a la agencia.

En este sentido, ha señalado que «una cosa es destruir información y otra cosa es bloquear información». «El bloqueo de información significa que como empresario no la puedo utilizar, pero que la tengo que tener ahí guardada, a efectos legales o a efectos administrativo», ha indicado.

No es solo la Ley de Protección de Datos, hay otras normas que exigen conservar esta información. Ofelia Tejerina afirma que el trabajo de Bárcenas tiene que estar a disposición de Hacienda durante cinco años, del mismo modo que el PP debería guardar la información contenida en su ordenador a efectos de la rendición de cuentas frente al Tribunal de Cuentas.

“Es una actividad demasiado específica como para permitirse el lujo de aplicar la Ley de Protección de Datos con esa libre interpretación. Una cosa es la destrucción y otra es el bloqueo de la información», ha subrayado Tejerina, quien ha opinado que el argumento del PP «no tiene ningún sentido».

Asimismo, la experta ha comentado que ni siquiera es el procedimiento que normalmente se lleva a cabo. Así, ha indicado que, en caso de despido, «lo normal» es que se «elimine la información personal que este señor crea que le pueda afectar y que quiera eliminar», pero que se haga «una copia de seguridad de la información empresarial como tal», antes de «resetear el ordenador».