El 15-M podrá utilizar la plaza de Sol gracias a la Junta Electoral Central

La Junta Electoral Central ha avalado la concentración que los ‘indignados’ han convocado para esta tarde en la madrileña Puerta del Sol en el primer día de campaña a las elecciones. Este organismo ha asegurado que en estos lugares públicos, reservados para los mítines, se pueden celebrar manifestaciones o protestas “en días y horas distintos de los que han sido asignados a las formaciones políticas”.

La nueva acción de los ‘indignados’, coincidiendo con el inicio de la recta final a la cita en las urnas, ha logrado el beneplácito de la Junta Electoral Central. Según Europa Press, este organismo ha señalado que, a pesar de que su homóloga de Madrid había declarado la Puerta del Sol como una de las plazas públicas reservadas para actos políticos, el 15-M puede volver a ‘tomar’ el escenario que le vio nacer.

Eso si, como condición, la Junta Electoral Central señala que este tipo de actos sólo se podrán realizar siempre y cuando tengan lugar “en días y horas distintos de los que han sido asignados a las formaciones políticas concurrentes a las elecciones”.

No obstante, la división no se ha hecho esperar, y la Junta Provincial, la encargada de otorgar los permisos para dichas concentraciones, ha negado, una vez más, que se puedan celebrar actos ajenos a los de los partidos políticos en este periodo. Según un portavoz de la Junta Provincial, hay que reservar esas plazas destinadas a actos de campaña, que el Ayuntamiento ha elevado de 65 a 110 y entre las que ha incluido por primera vez desde 2008 la Puerta del Sol, para los políticos que entre el 4 y 19 de noviembre quieran celebrar un mitin en el último momento.

Para mantener esta postura contra las manifestaciones del 15-M, el órgano Provincial se ampara en una consulta realizada a la Junta Electoral Central el 13 de mayo de 1991. Ese día se le preguntó si las oficinas electorales podían seguir atribuyendo locales y lugares públicos para actos políticos fuera del plazo de petición legal establecido, algo a lo que la Junta Central contestó afirmativamente siempre que existiesen “espacios o locales vacantes o sin atribuir a favor de las demás entidades políticas solicitantes”.