El euro por receta de Madrid, a un paso de ser declarado inconstitucional

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La tasa del euro por receta implantada por Ignacio González en la Comunidad de Madrid a principios de enero está a un paso de ser declarada inconstitucional. Este impuesto parece destinado a correr la misma suerte que en Cataluña, donde ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional. El proceso puesto en marcha por el Gobierno central contra la decisión de Artur Mas se está repitiendo paso por paso en la capital.

La cruzada de Mariano Rajoy contra el euro por receta parece tener una clara resolución en Madrid. La tasa con la que el sucesor de Esperanza Aguirre pretendía fomentar un “uso racional de los medicamentos” e ingresar cerca de 83 millones podría no durar ni un mes, ya que el Gobierno la ha recurrido ante el Constitucional y se prevé que el alto tribunal dicte una resolución en los próximos días.

Previo paso, el Ejecutivo central había pedido a su órgano consultivo, el Consejo de Estado, que se pronunciase sobre el impuesto implantado por Ignacio González. Precisamente, ayer mismo dictaminó que el euro por receta era inconstitucional porque la Comunidad “carece de la competencia necesaria para modificar el sistema de acceso a la prestación farmacéutica”.

Asimismo, señala que la tasa “rompe el principio de igualdad en las condiciones de acceso a las prestaciones dentro del Sistema Nacional de Salud”. Se trata de un dictamen similar al emitido por el Consejo de Estado sobre el euro por receta de Cataluña, también recurrido por el Gobierno de Rajoy ante el Constitucional, que acabó por suspenderlo hace una semana.

Todo ello hace pensar que el euro por receta correrá la misma suerte en Madrid. El alto tribunal recibió el pasado viernes el recurso del Ejecutivo central, y podría pronunciarse sobre él en los próximos días. No obstante, Ignacio González, aunque ha dicho que acatará la sentencia del Constitucional, ya ha anunciado que no devolverá el dinero recaudado desde que la tasa entró en vigor. Artur Mas tampoco ha devuelto los casi 46 millones ingresados desde su puesta en marcha en junio.