Aguirre desvela que el exconsejero al que cesó por el Gürtel intentó ‘chantajearla’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Esperanza Aguirre ha revelado hoy que Alberto López-Viejo, a quien obligo a dimitir en febrero de 2009 de su cargo como consejero de Cultura y Deportes por su implicación en el ‘caso Gürtel’ se resistió a dejar el cargo insinuando que sabía mucho de la financiación del PP de Madrid , pero que no cedió a sus presiones:  “O dimites o te ceso ahora mismo”.

En su momento, 2009, Aguirre dijo que López-Viejo había presentado su dimisión, aunque no había cometido ningún acto irregular, pero hoy ha reconocido que le obligó a renunciar y que éste se resistió a hacerlo con amenazas veladas. La presidenta de la Comunidad de Madrid reconoció que a pesar de que es “especialista en terceros grados toda regla tiene una excepción y un consejero me salió rana”, dijo en referencia a López Viejo.

Así, Aguirre ha explicado que cuando saltó la trama, llamó al que era entonces su consejero de Cultura y Deportes, Alberto López Viejo, a su despacho y le preguntó sobre unas informaciones publicadas en una revista acerca de una empresa implicada en el ‘caso Gürtel’ Special Events y que él le dijo que a esa empresa no le daban nada: “a estos señores les dimos una vez, pero nada más”, afirma la expresidenta que le respondió su ex alto cargo.

«Pero resulta que se lo dábamos (en referencia la organización de actos) a hijas, sobrinas, y amigas de los mismos dueños que los otros», ha recordado Aguirre, quien ha revelado que el exconsejero se «resistió» a presentar su dimisión con la amenaza velada de que él sabía «mucho» de la financiación del PP  en Madrid.

«Uy yo sé mucho de la financiación del PP de Madrid». “Pues ya lo estás diciendo a todos los periodistas». «Tarde lo estás diciendo. O dimites o te  ceso ahora mismo”, afirma Aguirre que le contestó a su consejero.

López Viejo accedió a la Consejería de Deportes en junio de 2007 y con anterioridad había sido concejal de los Ayuntamientos de Alcobendas y Madrid, donde fue responsable del servicio de Limpieza Urbana. También había sido diputado regional en dos legislaturas y viceconsejero de Presidencia.