Nuevo episodio en el ‘caso Bankia’: la esposa del consejero de Presidencia de Madrid entró por ‘enchufe’

Salvador Victoria, consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A Ignacio González parece que se le acumulan los problemas. Por si no fuese poco lidiar con los profesionales de la Sanidad, y los trabajadores del Metro y Telemadrid, levantados en armas contra sus recortes, ahora tiene que hacerlo también con los miles de twitteros que se han encargado de recordar en los últimos días que su consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, ‘enchufó’ a su esposa en Bankia.

Los usuarios de Twitter han iniciado una campaña contra el también portavoz de la Comunidad de Madrid por sus críticas contra los empleados públicos que protestan casi a diario por los ajustes acometidos por Ignacio González. Son muchos los comentarios que han circulado por la red en los que se recuerda que precisamente la mujer de Salvador Victoria fue colocada por el PP madrileño en una filial de Bankia cuando Esperanza Aguirre estaba al frente del Gobierno autonómico.

La esposa del consejero, Mayte Jiménez, ocupó un sillón como miembro del Consejo de Administración de Caja Madrid Pensiones, pese a que ni su experiencia laboral (había sido adjunta a la dirección de una escuela infantil o secretaria del gerente de una multinacional sueca) ni su formación académica (acabó COU y no tenía titulación universitaria) justifican su presencia en el mismo. Los consejeros de este órgano se reunían unas cuatro veces al año y cobraban 1.800 euros brutos al mes en concepto de dietas, recoge El País.

Los twitteros han querido recordar ahora este hecho ante los ‘ataques’ que día a día profiere Salvador Victoria a los trabajadores de Metro, Telemadrid o profesionales de la Sanidad por sus protestas a través de esta red social, en la que es uno de los miembros del PP madrileño más activo.

Precisamente, esta presencia de la que hace gala el consejero de Presidencia podría no ser del agrado de Ignacio González, que debido a ello se ha encontrado con un nuevo ‘dolor de cabeza’ al que hacer frente.