Las productoras privadas vuelven a hacer ‘buenos negocios’ con RTVE

Estudios de RTVE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El regreso de ‘Cuentame’ a la parrilla de la Uno parece confirmarlo, tras unos meses de sequía y remodelaciones, RTVE va a volver a contar con las productoras privadas en su programación habitual.

La veterana serie, que inició su temporada número catorce hace una semana, tuvo un regreso apacible, fue líder en la noche del jueves con una 19,2% de la cuota de pantalla, lo que confirma a esta producción del grupo Ganga, que sigue dirigido por Miguel Angel Bernardeau y Carmen Domínguez, como un valor seguro. 

Ya en la tormentosa temporada anterior, cuando ‘Cuentame’ estuvo en antena, antes de la llegada a la casa del equipo del actual presidente, Leopoldo González-Echenique, y de los recortes, había sido la segunda serie española más vista de toda la parrilla, privadas incluidas, con un pico del 26% del share y 5,3 millones de espectadores.

Unas cifras que sólo superó el programa líder absoluto del pasado año, ‘Aguila Roja’ también emitido por La Uno y realizado por una productora, en este caso Globomedia. El regreso a las pantallas de esta serie, sin embargo, no esta confirmado, por sus altos costes. Pero ahora es mucho más probable que antes. También, en parte por el único éxito de público logrado por RTVE en el último y desolador semestre, la serie ‘Isabel’, que produce Diagonal TV.

Lo que  sí parece estar asegurado por el contraste entre estos ‘éxitos’ y los fracasos anteriores cosechados en la etapa del refrito, es el ‘regreso’ paulatino de las productoras a la elaboración de contenidos para la cadena pública. La espectacular caída de los índices de audiencia protagonizada por RTVE en este primer año con Rajoy en el Gobierno crea un caldo de cultivo propicio. 

Algunas fuentes sindicales aseguran que en Moncloa, sobre todo en el entorno de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a quien se le atribuye el nombramiento de Leopoldo González-Echenique, le  preocupa que el ente público pudiera sufrir una deriva similar a las experimentadas por Telemadrid y el Canal 9 valenciano, cuya ideologización y uso partidista las hundió en el ‘share’. O sea que, habrá presupuesto, por ahora, para aquello que asegure el mantenimiento de unos índices de audiencia presentables.

Eso sí, con un nuevo ‘guarda de tráfico’ al mando de las operaciones y encargado de repartir el juego. Según algunas versiones, sin contrastar y de credibilidad quizá dudosa, todo giraría alrededor del nuevo director de Televisión Ignacio Corrales, un hombre del entorno de la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, que tras perder su pulso con Soraya Saénz de Santamaría para nombrar al presidente del ente público, cargo que recayó finalmente en Leopoldo González Echenique, hizo valer su influencia para colocar a uno de sus protegidos en el segundo escalón.

Y la mano de Corrales ya se habría notado en la adjudicación del programa previo a las campanadas de fin de año, a ‘Minoría Absoluta’, una productora catalana, sin demasiado curriculum, pero a cuyo alrededor se mueven hombre cercanos, a Ignacio López del Hierro, el marido de Cospedal, como su presidente Toni Ferrer.

Por eso, para otras fuentes de la casa, los argumentos anteriores que basan en el regreso de la productoras a la parrilla son simples ‘cortinas de humo’ para esconder otra realidad, que tras un paréntesis de presunta austeridad, los grandes negocios van a volver a realizarse en los pasillos de la casa, hasta configurar una suerte de externalización paulatina de toda la producción. 

Justo lo contrario de lo que parecía defender el equipo de Echenique cuando desembarcó en el Ente con el ahorro por bandera. Ahora sólo faltaría, dicen, un ERE planteado a la baja para que todo cuadre.