Los directores de instituto se oponen al adelanto de clases decretado por Aguirre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La comunidad educativa madrileña vuelve a alzarse contra las medidas de Esperanza Aguirre. Ahora son los directores de instituto los que se oponen al adelanto de las clases al 11 de septiembre decretado por el Gobierno regional, una fecha “imposible” de cumplir si se mantienen los exámenes extraordinarios a principios de mes.

La decisión de la Consejería de Educación de fijar el inicio del nuevo curso escolar en los centros de secundaria para el próximo 11 de septiembre ha caído como un jarro de agua fría entre los directores. La asociación que representa a este colectivo, ADiMAD, se ha opuesto al calendario decretado por Lucía Figar, ya que no podrán cumplirlo por cuestiones organizativas de los centros.

En un comunicado, los directores cargan duramente contra la nueva medida impuesta por la Comunidad de Madrid. Tras manifestar su “estupor” y “desagrado” al haber conocido el calendario escolar sobre el que los directores no han sido “ni informados ni consultados”, ADiMAD indica que “resulta inaudito para alguien que conozca someramente la organización de los Institutos fijar el día 11 para el comienzo de las clases, ya que es sencillamente imposible”.

Los directores explican que el calendario que han preparado los Institutos para ajustar los exámenes extraordinarios de septiembre comienza los días 3 y 4. El día 5 está programado para las sesiones de evaluación, mientras que el 6 se reserva para la matrícula del alumnado y la confección de grupos. Por último, el día 7 se hará la distribución de grupos en el Claustro preceptivo.

“Dado que el día 11 es martes, es de suponer que para la confección de horarios, tarea que generalmente resulta bastante complicada y que precisa de tres o cuatro días, se cuenta con que los equipos directivos trabajen el sábado 8 y el domingo 9, y aún así no sería posible asegurar el resultado”, han señalado los directores.

Según la Asociación, resulta “evidente la incompatibilidad de mantener las pruebas extraordinarias en septiembre y comenzar el curso pronto”, una afirmación tras la que los directores critican que Figar les “ningunea” al tomar estas decisiones. Es más, creen que la consejera de Educación hace “ímprobos esfuerzos” por debilitar a esta organización, que representa al 80% de los directores de institutos de la Comunidad, “mediante maniobras impropias de un estado democrático”.

Por ello, ADiMAD se plantea, “ante las permanentes agresiones” del Gobierno regional, “solicitar el amparo ante la trasgresión de un derecho fundamental” como es el de Asociación, recogido en la Constitución.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA