Tomás Gómez trata de frenar la candidatura de Jaime Lissavetzky a la Alcaldía de Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La lucha por la candidatura al Ayuntamiento de Madrid no es sólo un tema que afecte al PP. Esta batalla ha traspasado las siglas populares y se ha establecido también en el PSM. Tomás Gómez quiere evitar que Jaime Lissavetzky, uno de los ‘hombres de Rubalcaba’, repita como cabeza de lista al consistorio de la capital. Para ello, el líder de los socialistas de la región ha lanzado a Antonio Carmona al ‘ring’ para poner en entredicho la labor que hasta ahora ha hecho Lissavetzky.

El secretario general del PSM y su ‘mano derecha’ en la federación han aprovechado el sondeo publicado ayer por El País para lanzar una ofensiva contra Jaime Lissavetzky. Tras dos años liderando la labor del grupo socialista en el consistorio de la capital, el exsecretario de Estado de Deporte, según esta encuesta, no lograría ni ganar ni perder un concejal de celebrarse hoy unos comicios.

Resultado que dista mucho del aumento que cosecharía IU y UPyD, que sí sacarían tajada de la debacle del PP de Ana Botella, que se quedaría en sólo 21 ediles, diez menos que ahora, abriendo la puerta a decir adiós a la Alcaldía.

Con estos datos sobre la mesa, Carmona salió ayer a escena para reclamar “una alternativa potente” en unos momentos en los que el PP “corre como pollo sin cabeza”. En una tribuna en diarioprogresista.es, medio que él dirige, el responsable de Economía del PSM carga contra Lissavetzky y su labor en el consistorio.

Para la ‘mano derecha’ de Tomás Gómez para ganar al PP hay que tener una alternativa seria y candidatos nuevos y advierte que “todo vacío en política es susceptible de llenarse de mierda”. Una situación que se podría solucionar con un cambio de caras.

Detrás de este artículo y las críticas que en él se vierten contra Lissavetzky estaría la mano del secretario general del PSM. Así lo aseguran varias fuentes socialistas que recuerdan que el portavoz del partido en el ayuntamiento de Madrid apoyó a Trinidad Jiménez en su batalla contra Gómez hasta el punto de hablarse del tándem ‘Jaime-Trini’.

De ahí, que el exalcalde de Parla quiera quitarse de en medio a Lissavetzky para poner en su lugar a Carmona, cuya figura ha subido como la espuma en los últimos años gracias, en gran parte, a sus constantes apariciones en tertulias políticas. Asimismo, con la expulsión del que fuera secretario de Estado de Deporte, Gómez colaría un ‘gol por toda la escuadra’ a Alfredo Pérez Rubalcaba.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA