La batalla por el control del PSOE de Madrid se recrudece

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La lucha que existe en el PSOE de Madrid (PSM) por las elecciones primarias que se celebrarán el 3 de octubre no se centra en la elección del candidato que se enfrentará al PP, y más concretamente a Esperanza Aguirre, por la presidencia de la Comunidad, sino que se trata de una disputa interna en el partido por el control del PSM, una batalla que de momento favorece a Tomás Gómez frente a la opinión pública.

La finalidad de la batalla que se libra actualmente en el seno del PSOE de Madrid es la de obtener el control del partido en la Comunidad, y no la celebración de unas simples primarias como se está vendiendo al electorado, ya que las listas se pactarán independientemente del candidato elegido.

La apuesta por Trinidad Jiménez no convence a todos los socialistas. Los que apoyan a Gómez recuerdan el fiasco que supuso su candidatura a la alcaldía de Madrid en las elecciones de 2003, y opinan que su presencia responde más a los ‘caprichos’ de Zapatero y a su deseo de controlar la cúpula del PSOE madrileño. Así lo ha manifestado hoy Joaquín Leguina, que fue el primer presidente de la Comunidad de Madrid, en El País, donde ha señalado que la apuesta del presidente del Gobierno “desprende un aroma sacado del jardín construido en Madrid por la Duquesa de Osuna y conocido como El Capricho”.

Los apoyos a los dos candidatos están muy divididos. Rubalcaba es uno de los miembros del Gobierno central que ha afirmado la candidatura de Trinidad Jiménez, pero Tomás Gómez, que está ganando puntos frente a la opinión pública tras los continuos ataques, recibe la simpatía de algunos miembros de la ‘vieja guardia’ del PSOE, como Peces-Barba o el propio Leguina, y también de Gonzalo Miró, ahijado de Felipe González.

En medio de esta batalla, el PSOE ha suspendido las primarias en Leganés, donde la concejala ‘tomasista’ Laura Oliva quería disputar la alcaldía a Gómez Montoya, afín a Trinidad Jiménez. Sin embargo Oliva no se conforma, y anunció ayer posibles ‘acciones legales’ si no se revisaba el caso de suspensión.

La lucha por el control del PSM llevó al Gobierno central a elaborar una encuesta que señalaba a Jiménez como la candidata con más posibilidades de vencer a Aguirre en la lucha por la presidencia de la Comunidad de Madrid. Esta encuesta fue presentada a Gómez con el fin de que abandonase la lucha de cara a las primarias, algo que rechazó. Sin embargo, una encuesta publicada por El País el pasado día 12 mostró que Aguirre seguiría obteniendo la mayoría absoluta en las elecciones frente a los candidatos socialistas, que no conseguirían arrancarle ningún voto directo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA