Montilla arrincona al sector catalanista del PSC

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sector catalanista pierde fuerza en el PSC frente a un José Montilla que se está rodeando de ‘los suyos’ para confeccionar las listas de la cita electoral que este otoño decidirá el nuevo Gobierno autonómico. La incorporación del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se contrapone a la decisión de no ir en las listas de dirigentes como el consejero de Economía, Antoni Castells, al que se podría unir Ernest Maragall, que representan la facción nacionalista de los socialistas catalanes.

Corbacho, quien fue alcalde de L’Hospitalet de Llobregat durante 14 años y ocupó también la Presidencia de la Diputación de Barcelona, es considerado un dirigente cercano a Montilla por trayectoria e ideología. El presidente catalán podría encontrar en él la manera de recuperarse del desgaste político sufrido en los últimos años en los que ha gobernado con ERC e ICV.

En los medios catalanes se baraja la posibilidad de que Corbacho vaya en las listas como ‘número tres’, ya que se da por hecho que como ‘número dos’ Montilla elegirá a una mujer para mantener la paridad. Este hecho podría ser utilizado por los más catalanistas del partido para mitigar su pérdida de poder. En este sentido, la prensa local apunta a la actual consejera de Justicia, Monserrat Tura, como la más idónea para los integrantes de este sector.

En cuanto a las consecuencias en Madrid, la salida de Corbacho supone la pérdida de influencia del PSC en el Gobierno central, ya que sólo quedaría Carme Chacón en representación de los socialistas catalanes.

Opiniones

Las reacciones políticas sobre la decisión de Corbacho no se han hecho esperar. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, denunció que el Gobierno se encuentra actualmente “en funciones” dado que el titular de Trabajo saldrá en octubre, momento en el que también se espera el cambio en Sanidad. En su opinión, España vive una «crisis política sin precedentes» en un entorno económico “muy difícil”. El presidente de la formación, Artur Mas, hizo una lectura en clave regional al estimar que Corbacho debilita aún más la candidatura de José Montilla recordando que Corbacho es el “líder del paro”.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, opinó que “no es casualidad ni un hecho aislado que el primero que abandona el barco de Zapatero sea el ministro del paro, ni que tenga que buscarse empleo en otras administraciones y otras listas”.

Los sindicatos sostienen que la salida de Corbacho no cambia las cosas y aprovecharon para reclamar al Gobierno que rectifique su política laboral. El líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, advirtió de que su sustituto al frente de la cartera de Trabajo puede ser “incluso peor”.