La izquierda exige a Rato que revele sus planes para el futuro de Caja Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El futuro de Caja Madrid sigue en el aire a pesar de que la Ley deja claro que debe convertirse en fundación. Los rumores que asegura que políticos y empresarios relacionados con el PP estarían fraguando un plan para mantener la ficha bancaria han puesto en alerta a la izquierda madrileña, que ha exigido directamente a Rodrigo Rato que comparezca en la Asamblea regional para explicar sus planes para la caja.

¿Qué va a pasar con Caja Madrid? Esa es la pregunta que se hacen miles de madrileños y que IU quiere plantear directamente a Rodrigo Rato en la Asamblea. La formación ha exigido al presidente de la Fundación Caja Madrid, bajo la que se aglutinará todo el trabajo de la entidad, dado que ya no puede realizar ninguna actividad bancaria, que acuda al parlamento regional para informar sobre la situación de la caja.

Joaquín Sanz, diputado de IU, ha sido el encargado de exigir la presencia de Rato en el hemiciclo para que explique el futuro de los proyectos que realiza la Fundación. Según el parlamentario, la comparecencia del que fuese presidente de Bankia “es imprescindible”. “Debería dejar claro que va a ocurrir con la fundación y la viabilidad de mantener su actual estructura de dirección”, ha aseverado.

Una petición que llega poco después de que se hayan intensificado los rumores sobre los movimientos que estarían llevando a cabo algunos miembros relacionados con el PP para mantener la ficha bancaria de Caja Madrid.

Primero fue CCOO quién acusó a la Comunidad de Madrid de frenar la conversión de la entidad en fundación sin licencia ni posibilidades de intervenir en el negocio financiero. Desde el sindicato aseguraron a este diario que había una fecha prevista en julio para que se celebrase la reunión de la Asamblea que debía decidir al respecto, pero fue aplazada hasta septiembre y, de momento, no se ha efectuado la correspondiente convocatoria. Es más, todavía podría retrasarse más, ya que con la dimisión de Esperanza Aguirre y la ascensión de Ignacio González los tiempos de la política madrileña van por otros derroteros.

Después, los rumores sobre la existencia de este grupo de políticos y empresarios de la órbita del PP que podrían estar fraguando dicho plan se intensificaron, tanto que incluso parecía que había llegado a buen puerto tras conocer la celebración de un encuentro entre el sucesor de Aguirre y el propio Rodrigo Rato poco después de su nombramiento como presidente del Gobierno regional.

Una cita en la que abordaron el futuro de Caja Madrid y la posibilidad de que la entidad conservase su ficha bancaria, planes que requerirían la renuncia de Rato. La presidencia, según fuentes cercanas al PP madrileño, recaería en otra persona. Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE y el hombre del ‘aguirrismo’ en el empresariado madrileño, fue el primero de los nombres que sonó para este puesto, aunque Carmen Cafranga, otra empresaria de la capital habitual de estos ambientes, también podría estar interesada en ello.

Cafranga es una amiga personal de Lourdes Cavero, la mujer de Ignacio González con quien está asociada en una empresa llamada Subastas Segre. Hace unos años su nombre saltó a la primera línea informativa porque era consejera de Caja Madrid y su entramado de empresas había recibido adjudicaciones y subvenciones de la entidad por más de dos millones de euros.

Sin embargo, el proyecto todavía no ha salido adelante ya que se enfrenta a algunos obstáculos, como por ejemplo al hecho de que tanto Rato como Arturo Fernández y otras figuras notables del PP madrileño están imputadas por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu por supuestos delitos de estafa, apropiación indebida, delitos contables, de administración desleal y de falsedad documental. Curiosamente, Carmen Cafranga, que es consejera de la Caja, no se ha visto implicada en este asunto porque no ocupó ningún cargo ni en BFA ni en Bankia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA