La crisis bancaria genera las primeras manifestaciones de descontento entre los barones del PP

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis bancaria por la nacionalización de Bankia ha vuelto a poner en entredicho el liderazgo de Rajoy en las filas del PP. Feijóo, Monago y Fabra se han saltado el silencio impuesto por Génova y han escenificado su descontento con los planes del Gobierno para esta entidad.

“Hay que dar una explicación”. Así de tajantes se han mostrado los presidentes de Extremadura y Valencia, y líderes del PP de ambas regiones, José Antonio Monago y Alberto Fabra, a su entrada al Comité Ejecutivo Nacional que esta mañana ha presidido Rajoy en la sede nacional del partido.

Mientras que desde La Moncloa el propio presidente del Gobierno había exigido a sus barones calma y silencio ante la crisis que ha desatado la nacionalización de Bankia, el extremeño y el valenciano se han saltado el guión establecido y presionan a su jefe de filas a mover ficha y aclarar por qué se ha salido al rescate de este grupo financiero.

«Las cosas hay que aclararlas, el momento es el momento y lo que hay que hacer es precisamente estabilizar todo por los impositores, pero luego creo que hay que aclarar lo que ha pasado así», ha asegurado Monago respecto a los más de 23.000 millones de euros que necesita la entidad de Goirigolzarri minutos antes de escuchar a Rajoy.

Estas declaraciones han sido suscritas por otro de los barones con ‘peso’ en las filas del PP: Alberto Fabra. El presidente de la Generalitat ha insistido en que “es bueno” que el Gobierno dé “todas las explicaciones” sobre la crisis de Bankia. Y es que, al líder de los populares de la región del Turia no le gusta nada que desde Madrid se culpe de lo ocurrido a Bancaja, ya que sus gestores pusieron toda «la voluntad y el esfuerzo» posible para «mejorar la situación en general» de Bankia, pero ha sido víctima del sistema financiero.

El descontento escenificado a las puertas de Génova por ambos barones autonómicos ya se puedo escuchar ayer. En RNE, uno de los dirigentes ‘estrellas’ del PP, Alberto Núñez Feijóo, pidió tratar a Novagalicia igual a Bankia.

«Es razonable que si a Bankia se la ha inyectado dinero público para garantizar la no venta por debajo de precio, lo lógico es que a Novagalicia también”, reclamó el presidente de la Xunta que ha visto cómo sus constantes llamada a La Moncloa a solucionar el futuro de la entidad gallega caen en saco roto.

Y es que, en apenas cinco meses en la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy ha visto cómo los mismos barones que en su día cerraron filas en torno a él y le han ayudado a mantenerse al frente del PP le empiezan a dar la espalda cansados de los constantes recortes que está imponiendo. Estos presidentes autonómicos ven como los mencionados tijeretazos en Sanidad o Educación del Gobierno le salpican y hacen que la oposición y los ciudadanos se levanten contra ellos.

Si esto no fuera poco, Rajoy también tiene que tragar con las polémicas que, día sí y día también, crea Esperanza Aguirre con alguna de sus propuestas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA