La derecha extrema del PP vuelve a poner en apuros a Basagoiti

El sector más radical del PP no se lo va a poner fácil a Antonio Basagoiti. Cuando queda un año para las elecciones vascas y en un momento en que la izquierda abertzale escala en popularidad, la derecha extrema se moviliza para forzar a Rajoy a endurecer su discurso en materia antiterrorista. Un escenario que llevaría al PP vasco a perder cualquier opción de mejorar sus resultados.

José Antonio Ortega Lara y Francisco José Alcaráz han dicho basta. Cuando este sábado se cumplan cuatro meses de la llegada a La Moncloa de Rajoy, el funcionario en prisiones secuestrado por ETA y el presidente de Voces Contra el Terrorismo, entre otros, darán una conferencia en Madrid con la que tratar de que el Gobierno radicalice la lucha contra la banda terrorista y sea inflexible en su política penitenciaria ahora que tiene el poder.

Bajo el título de `La rebelión cívica ante el chantaje de ETA’, Ortega Lara y Alcaraz, posiblemente junto a destacados dirigentes del ala dura del PP, reabrirán un debate en el seno del partido nada beneficioso para el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti. Por si no fuera bastante esta conferencia en el Hotel Emperador de la capital, desde Voces Contra el Terrorismo se adelanta que tras este acto se anunciarán sus próximas actuaciones.

La moderación impuesta por este último desde que llegó a la Presidencia del partido en Euskadi se ha ganado muchos apoyos que ahora desaparecerían si se recuperan las tesis sobre la banda terrorista defendidas en antaño por María San Gil o Jaime Mayor Oreja.

Un problema que le surge a Basagoiti en medio de un aumento en la popularidad de la izquierda abertzale que lleva a muchos observadores políticos a adelantar que tendrá un protagonismo clave en las elecciones que se celebrarán en el País Vasco el año que viene. Unos comicios que no sólo valdrán para examinar la marea azul de los populares choca con Euskadi, al igual que pasó en Andalucía, sino para escenificar, tal y como se prevé, que la izquierda abertzale está en su mejor momento tras lograr entrar en el Congreso en las pasadas generales y no sería ninguna locura verlos en un gobierno vasco.

Un escenario ante en el que nada ayudarían las posturas radicales de la derecha extrema del partido que no harían más que minar los resultados de Basagoiti en la cita en las urnas de dentro de 12 meses hasta el punto de dejar en entredicho el liderazgo del dirigente estrella del PP al frente de los populares vascos.