Quien gane las primarias del PSOE (si se celebran) tendrá sólo ocho días para una posible investidura

Sede del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Si el Comité Federal acepta celebrar las primarias el 23 de octubre y Pedro Sánchez gana, tendrá ocho días para una sesión de investidura antes de ir a las terceras elecciones. Ocho días. Ese es el plazo que tendría el PSOE para presentarse a una sesión de investidura después de las primarias que ha planteado este lunes Pedro Sánchez. Siempre contando con que el Comité Federal acepte este sábado convocar a la militancia para decidir quién sería el nuevo secretario general del partido. Mientras, el actual líder socialista espera avanzar terreno en la búsqueda de ese gobierno alternativo y hablará “con todas las fuerzas aunque no podré cerrar acuerdos sin el aval de mi partido”.
 
La sesión de investidura fallida de Mariano Rajoy puso en marcha el famoso reloj democrático que establece los plazos para evitar unas terceras elecciones. “Estamos a un mes de que se cumpla el mandato para ir a una repetición de elecciones”, ha advertido Sánchez. Por ello, las prisas corren en Ferraz, aunque “se respetarán los plazos” para presentar candidaturas a la secretaría general del PSOE con sus respectivas campañas.
 
La táctica que ha planteado la Ejecutiva Nacional pasa, principalmente, por un punto que descolocaría a un posible rival: que el Comité Federal de este 1 de octubre apruebe la celebración de primarias el 23 de octubre. Un plazo de menos de un mes para que una alternativa a Sánchez irrumpa con la fuerza necesaria para desbancar al actual secretario general socialista. Eso sí, si nadie da “un paso al frente”, como reclama el político, y su propuesta sigue capitaneando el PSOE, los críticos deberían “ayudar y garantizar la unidad”.
 
“Si ganan, seré la primera persona en ayudar y garantizar la unidad del PSOE. Y me gustaría que fuera al revés si yo gano en el momento en el que la militancia decida al secretario general”, ha deseado Sánchez al poco de conocer que desde Andalucía se piden “responsabilidades” tras los resultados electorales de este domingo.
 
Un reto que está lanzado y del que, por el momento, sólo se conoce una pieza del tablero: la de Pedro Sánchez. “Me presentaré para defender un PSOE de izquierdas. Quien gane, todos a una, por una vez en muchos años”, ha concluido el líder socialista.