Sánchez reta a los barones: quien quiera dar el gobierno a Rajoy, que se presente a las primarias

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El secretario general del PSOE espera que el Comité Federal acepte las primarias el 23 de octubre y el Congreso del partido en diciembre para que de “una vez” haya «una única voz”. Pedro Sánchez ha hablado: ni él ni su Ejecutiva Federal investirán a Mariano Rajoy por mucha presión que salga dirigida a Ferraz. El mensaje que ha lanzado el secretario general del PSOE tras la crisis abierta por los resultados electorales en Galicia y en el País Vasco es claro: quien quiera darle el Gobierno al Partido Popular que se presente a las primarias. Un reto que planteará este sábado en el Comité Federal con el objetivo de tener el visto bueno para convocar unas primarias el 23 de octubre, a las que “por supuesto” que se presentará para defender un proyecto “claramente de izquierdas”, y que derivará en un Congreso del partido a principios de diciembre.

“Es el momento de hablar claro. Que digan qué es lo que quieren que haga el PSOE. No me voy a cruzar de brazos. Y que por una vez el PSOE tenga una única voz, no lo que ha ocurrido hasta ahora”, ha aseverado Sánchez en una intervención tras la Ejecutiva Nacional cargada de mensajes a aquellos barones territoriales que dirigen sus palabras más críticas hacia su gestión. “Por responsabilidad tengo que dar cauce a ese debate, porque es un debate que nos hace daño electoralmente”, ha denunciado el actual secretario general.

Un movimiento de Sánchez que busca golpear la línea de flotación de los críticos con la táctica de Ferraz: los mensajes en los medios de comunicación han acabado, aquel “que tenga un proyecto mejor que dé un paso al frente” . Porque para el líder socialista “no hay más opciones: o se apoya a Rajoy, o terceras elecciones o gobierno alternativo de cambio”. Y esa última posibilidad es la que él abanderará.

“Nunca un ‘no’ está más justificado. Rajoy no puede resolver las cuatro crisis que hay: la política, la territorial, la social y la económica. Y el PSOE en la Ejecutiva ha planteado que tiene que ofrecer una solución: si nos abstenemos, el PSOE se posicionará en una solución subalterna al PP, no quiero eso. Debemos intentar plantear una alternativa con todas las fuerzas”, ha expresado Sánchez, visiblemente agraviado con la crisis interna que está sufriendo el partido.

Sin embargo, como ha reconocido el propio Sánchez, “es evidente que hay dirigentes en el PSOE que no opinan lo mismo”. “Hay dirigentes significativos que creen que hay que abstenerse y es legítimo”, ha declarado el secretario general. Por ello, ve más que necesario, al no tratarse de “un debate menor”, que los militantes decidan qué postura debe tomar la organización: la suya o la que defienden esos “dirigentes significativos”.

Todo pasa por el Comité Federal de este sábado

Una decisión que recaerá sobre la militancia, pero que antes debe pasar por el visto bueno del Comité Federal de este 1 de octubre. “Estoy convencido de que el Comité no pondrá cortapisas para que la militancia vote a unas primarias”, ha augurado Sánchez. Una predicción que no concuerda con la crítica que sale desde Andalucía donde no ven oportuna la celebración del Congreso del PSOE en este momento al anteponerse, si sucediese, el futuro del partido por delante del país.

Aun así, el secretario general se ha querido mostrar fuerte en su posición y en la necesidad de “debatir, votar”. Y cuando ese proceso acabe, “que el PSOE tenga una única voz, no lo que ha ocurrido hasta ahora”. “Una vez decidan los militantes, toda la organización debe secundarlo y así haya una sola voz que debe ser la de su secretario general. Si ganan, seré la primera persona en ayudar y garantizar la unidad del PSOE. Me gustaría que fuera al revés si gano cuando se decida al secretario general”, ha concluido Pedro Sánchez.

Lo que no ha respondido, pese a las insistencias de los periodistas, es qué sucederá si el Comité Federal rechaza cualquier convocatoria. Una incógnita que se desvelará este próximo sábado, fecha del primer round.