Carmena reducirá en 2017 la deuda en 765 millones más de lo previsto por Botella

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Ayuntamiento de Madrid diseña en las líneas del presupuesto para 2017 una caída de la deuda en 2017 hasta los 3.447,6 millones; 764,4 millones menos de lo previsto. A pesar de que el Ayuntamiento de Madrid ha remarcado en varias ocasiones que el pago de la deuda no está dentro de sus prioridades, el Gobierno de Manuela Carmena sigue buscando su reducción. De hecho, después de aprobar en la Junta de Gobierno las líneas fundamentales del presupuesto para 2017, en el Plan de Reducción de Deuda se ha diseñado cerrar el año que viene con un 18% menos de deuda de lo que esbozó Ana Botella.
 
De esta manera, según lo dictado en las líneas del presupuesto para 2017, el Consistorio estima cerrar el año que viene con 3.447,6 millones de euros de deuda; 764,4 millones de euros menos de lo que consideró el Ayuntamiento de Madrid dirigido por Botella en el Plan de Reducción de Deuda 2013-2018.
 
Con esta previsión, 2017 sería un año donde la deuda se reducirá a menor velocidad que en este año. Los cálculos que maneja el departamento de Economía del equipo de Carmena diseñaron que para finalizar 2016 la cifra en esta materia se situase en los 3.844 millones (Botella calculó llegar a esa fecha con una deuda de 4.729 millones). Así, la deuda que se solventaría el próximo curso sería de 396,4 millones de euros.
 
Un plan de reducción con el que el Consistorio espera cerrar la legislatura en 2019 con una deuda de 2.729 millones de euros. Por el momento, los plazos, según los datos del Banco de España, se están cumpliendo, visto los últimos números que ha registrado Madrid en el segundo trimestre de 2016 donde ha logrado situar la deuda en los 4.563 millones, un 19% menos respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el montante total estaba en 5.637 millones de euros.
 
Es por ello que, después de conocer las líneas de actuación que ha diseñado el Ayuntamiento de Madrid para 2017, la deuda madrileña caería desde la llegada de Carmena al Palacio de Cibeles un total del 38,8% pasando de los 5.637 millones de euros que dejó el Gobierno de Botella a los 3.844 millones con los que espera cerrar 2017 el equipo de Ahora Madrid.
 
El IBI, el otro gran asunto económico del Ayuntamiento
 
Otra de las líneas que ha perfilado la Concejalía de Economía del Consistorio capitalino tiene que ver con el principal impuesto municipal, el IBI. Ahora Madrid ya ha anunciado que “no variará su vigente ordenanza fiscal”, no obstante, se guarda un pequeño as en la manga: “El Ayuntamiento de Madrid intentará maximizar su progresividad tributaria utilizando las posibilidades que permite la normativa estatal, y en particular, de valoración catastral”.
 
Con esta estrategia, el Consistorio estima que la carga fiscal del IBI se reducirá para 370.888 inmuebles “situados en determinados distritos y barrios de la ciudad donde la evolución del mercado inmobiliario ha producido una significativa desviación de los valores catastrales respecto a los valores de mercado”. Para el resto de zonas de la ciudad el impuesto seguirá siendo el mismo, tal y como se aprobó en 2011 en la ponencia de los valores catastrales.
 
A su vez, las inversiones es otro de los puntos que espera cumplir el Ayuntamiento de Madrid donde sus planes por alcanzar los 459,2 millones de euros en esta materia, un 10,7% superior a las del presupuesto de 2016 y un 79,9% por encima de las del año 2015. En cuanto al ahorro bruto, éste alcanzaría los 952,6 millones de euros en 2017, similar al del presupuesto de 2016 y el ahorro neto llegaría a la cifra de 552,8 millones de euros: un 44,4% más que el recogido en este año.