España busca desatascar la economía tras nueve meses sin Gobierno

Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

PP, PSOE y Ciudadanos negocian para implementar medidas que eviten las sanciones que pueda imponer Bruselas por el déficit. España cumple hoy nueve meses sin Gobierno y, sin avances en las negociaciones para formarlo, el Ejecutivo está buscando las fórmulas para «desatascar» los asuntos más urgentes en materia económica y evitar posibles multas de Bruselas.
 
El portavoz del conservador Partido Popular (PP) en el Congreso, Rafael Hernando, explicó hoy que su formación está manteniendo conversaciones con el Partido Socialista (PSOE) y con Ciudadanos para implementar medidas que eviten las sanciones que pueda imponer Bruselas por el incumplimiento de los objetivos de déficit.
 
El Gobierno de Mariano Rajoy, aseguró, está «enormemente preocupado» por el coste que está teniendo el bloqueo institucional que vive el país desde las elecciones del 21 de diciembre, que dieron la victoria al PP pero sin un resultado suficiente para formar Gobierno.
 
Esto hizo que se convocaran nuevos comicios en junio, que tampoco dejaron resultados contundentes, por lo que los partidos están en medio de una etapa de negociación que finalizará el próximo 30 de octubre. Si para entonces no hay Gobierno, el 1 de noviembre se convocarán las temidas terceras elecciones.
 
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, se presentó a una sesión de investidura el pasado 30 de agosto que resultó fallida, pese a tener el apoyo de los liberales de Ciudadanos. En estas semanas puede presentarse cualquier otro candidato pero los partidos ya han anunciado que no se presentarán sin el respaldo suficiente.
 
Además, puesto que el próximo domingo habrá elecciones locales en las regiones de País Vasco y Galicia y los resultados de estas podrían influir en las negociaciones, los partidos no están manteniendo muchos contactos estas semanas.
 
El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, dijo hoy que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reanudará a partir de la próxima semana su ronda de contactos con los partidos para tratar de encontrar una solución al bloqueo político. Sánchez, aseguró, está ahora volcado en la campaña electoral.
 
A falta de ver lo que pasa en estas elecciones, donde las encuestas vaticinan un duro golpe para los socialistas, Sánchez sigue manteniendo su «no» rotundo a Rajoy y su actual apuesta es un Gobierno alternativo encabezado por ellos y en el que estén Podemos y Ciudadanos, dos partidos que continúan vetándose entre sí.
 
Desde Nueva York y ante la Asamblea General de la ONU, el rey Felipe VI apeló el martes al «sentido del deber» de los políticos para superar «coyunturas complejas» como la que atraviesa España, palabras que valoraron todos los líderes políticos, sin darse por aludidos.
 
Las medidas que está estudiando aplicar el Gobierno con el PSOE y Ciudadanos son la reforma del Impuesto de Sociedades, el techo de gasto y la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que las comunidades autónomas puedan acogerse a los topes de déficit marcados desde Bruselas. Estas medidas deben enviarse a la capital belga antes del 15 de octubre para evitar las sanciones.
 
Desde la formación izquierdista de Podemos hoy criticaron que el PSOE esté negociando con el PP de Rajoy. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, dijo que «el socio del PSOE no debería ser el PP», sino que los socialistas deberían estar negociando políticas económicas con Unidos Podemos.
 
Ellos, aseguró, no van a «hablar de economía con el PP porque es muy difícil que nos podamos poner de acuerdo» ya que la política de Mariano Rajoy es «la causa fundamental de la inseguridad económica de tanta gente» en el país.