Nerea Llanos, secretaria general del PP vasco

Nerea Llanos, secretaria general del PP vasco
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

«Urkullu se ha aprovechado de las medidas de Rajoy para salir de la crisis» La secretaria general del PP vasco, analiza la “inestable” realidad política donde el PP se erige como “único garantista de la unidad de España”.

Nerea Llanos es la secretaria general del Partido Popular en el País Vasco. Un partido que ha ido perdiendo influencia en una comunidad que este domingo decide la composición de su parlamento. Llanos confía en que el PP sea “el contrapeso del independentismo” porque de esa manera Euskadi “se evitaría aventuras secesionistas que no darían ningún fruto”. La secretaria general considera aAlfonso Alonso un ‘inmejorable’ candidato y pide el reconocimiento de Pili Zabala como “víctima del terrorismo”.
 
¿Qué va a ofrecer el Partido Popular a Euskadi los próximos 4 años?
 
Frente a un más que probable pacto por la ruptura con España y con Europa, por esa confluencia del PNV con Podemos y con EH Bildu, nosotros ofrecemos el contrapeso necesario, ofrecemos estabilidad. Creemos que Euskadi tiene que seguir en España y en Europa, y lo que realmente necesita son políticas que aseguren la recuperación económica y el empleo. Eso no se puede conseguir con una vuelta al pasado, que es lo que sería ese pacto. Sería volver a Ibarretxe. Tendríamos que llegar a un acuerdo entre todos para poner en el centro del debate los problemas que de verdad interesan a los ciudadanos. La acción política debe estar al servicio de las personas, y no al servicio de los partidos.
 
¿Por qué el PNV realizaría ahora ese ‘pacto por la ruptura’, tal y como lo ha denominado, cuando ha tenido una legislatura entera para poder hacerlo junto a EH Bildu?
 
Yo creo que en este caso las tres fuerzas lo van a poner en marcha. Es un proyecto que denomino ‘el club de la U’: Urtaran en Vitoria o Uxue Barkos en Navarra. En esos lugares ese pacto ha sucedido. Y en este caso lo van a volver a hacer porque ven un camino posible tras esa unión. Por eso es muy importante el PP en el País Vasco, que además influya en el panorama nacional. Si existe un gobierno fuerte del PP en Madrid, un gobierno estable, esas tentaciones de ruptura probablemente no tendrían tantos frutos como los tendrían con un gobierno débil. Por eso creo que lo van a intentar y por eso el PNV no está ayudando a la estabilidad.
 
Sin embargo, a tenor de los datos del CIS, muchos de los votantes del PP se están trasladando al PNV, con lo que tampoco parecen estar muy preocupados por ese pacto que prevéis…
 
 Yo creo que el PNV, en estas elecciones, no quiere decir que va poner sobre la mesa ese posible pacto. Está intentando mostrarse a los vascos y a las vascas como el voto útil frente a Podemos. De hecho, el otro día el señor Andoni Ortuzar (presidente del PNV) decía que había que votar al PNV para contrarrestar la posible unión entre EH Bildu y Elkarrekin Podemos. Lo que hay que decirle es que no se puede alertar de los peligros del río cuando ya se está dentro del río. Especialmente cuando el PNV ya está gobernando con Podemos y con EH Bildu en varios sitios. Por lo cual, no puede ‘cazar’ votos presentándose como el voto útil contra Podemos. Lo que tiene que hacer el PNV es ser claro con la ciudadanía y decir cuáles son sus prioridades, que al final es realizar esa consulta de autodeterminación.
 
Me sigue sorprendiendo que si ese es el objetivo, no lo hayan perseguido durante los últimos cuatro años, cuando PNV y EH Bildu han dispuesto de una mayoría más que suficiente para hacerlo…
 
Es que en esos momentos sabían que en España había un gobierno fuerte presidido por Mariano Rajoy, con el que esas aventuras secesionistas no iban a dar fruto. Lo mismo pasa ahora, si en España hubiera un gobierno fuerte y estable se verían con mucha dificultad. Entre otras cosas, no nos olvidemos, porque no se puede conseguir la independencia hablando solamente aquí. Serán todos los españoles los que tendrán que decidir sobre una parte de España que es Euskadi.
 
¿Eso significa que estarían a favor de un referéndum nacional?
 
No, no, no. Yo creo que la sociedad vasca, directamente, ha dicho en todas las encuestas que está muy contento con el autogobierno. Y nosotros lo que vamos a defender siempre es: gestionar bien el autogobierno, pero dentro del sistema constitucional actual. Nosotros en ningún caso vamos a plantear nunca una separación de Euskadi de España.
 
Sería un notición, desde luego. En cualquier caso, sobre el autogobierno. ¿El PP considera que Euskadi debería obtener las competencias que, según el Estatuto de Gernika, le corresponden?
 
Las competencias están perfectamente establecidas. De lo que se trata es de gestionar bien esas competencias. En cualquier caso, ha habido competencias que no se han traspasado antes al País Vasco porque el propio PNV no ha querido. Por ejemplo, la de las políticas activas de empleo. Fuimos la última comunidad autónoma que las tuvo porque el PNV no las quiso. Tuvo que ser el PSE, cuando gobernó Patxi López, quien aceptó la transferencia de esa competencia. Aun así, esas políticas han sido gestionadas de manera nefasta. Lanbide (Servicio Vasco de Empleo) funciona de una manera absolutamente ineficaz y somos de las comunidades que menos intermediación laboral realiza. La cuestión no es tener más competencias, sino ejercer bien las que ya se tienen.
 
¿Tener un candidato como Alfonso Alonso, tan unido a la política nacional, es un riesgo?
 
Todo lo contrario. Tener a Alfonso Alonso es punto a nuestro a favor. Primero porque ha sido un gran gestor. Aquí también, en Vitoria, donde llevó a cabo la transformación de la ciudad, demostrando que cuando tiene que gestionar, gestiona bien. Y segundo porque al haber formado parte del Gobierno de España. Un gobierno que nos ha sacado de la crisis, que le ha dado la vuelta a la situación económica. El Gobierno Vasco, a cambio, no ha hecho nada ni ha colaborado con las medidas que se han adoptado desde el Gobierno de España. Lo que ha hecho Urkullu es aprovecharse de esas medidas para conseguir salir de la crisis.
 
Si tan bien se han hecho las cosas, ¿por qué el PP ha ido perdiendo apoyos en el País Vasco desde el 2001 (21 escaños con Mayor Oreja)?
 
Los ciudadanos votan dependiendo de las razones por las que votan. Por ejemplo, cuando ETA mataba, todos los vascos y vascas tenían muy claro que si había un partido que era imprescindible para garantizar la libertad y para conseguir que por fin ese yugo dejara de existir, aunque todavía no haya desaparecido, era el PP. Es verdad que hemos ido bajando en los resultados electorales. Sin embargo, yo estoy convencida de que algún día volveremos a esa cifra – a los 21 escaños de Mayor Oreja – porque la única alternativa real al nacionalismo en Euskadi es el PP del País Vasco. No aspiramos a ser el acompañante de nadie. Aspiramos a coger los votos de aquellos que se sienten a gusto en España y en Europa. Y que además son la mayoría. El otro día salió una encuesta: el 82% no quiere la independencia.
 
Esa encuesta también reflejaba que más del 60% pedían un mayor autogobierno…
 
Pero es que mucha gente no es plenamente consciente del autogobierno que en estos momentos tiene Euskadi. Precisamente porque no se está gestionando bien. Y además, en muchas ocasiones se echa la culpa a Madrid. Tenemos al señor ‘no es no’, que es Sánchez, y al PNV, que su frase siempre es ‘la culpa la tiene Madrid’. En muchas cuestiones la culpa no la tiene Madrid, sino todo lo contrario. Un ejemplo claro son las políticas de inversiones. Mientras el gobierno central está invirtiendo en la Y – tren de alta velocidad – vasca, las líneas 4 y 5 del Metro de Bilbao, sobre la que sí tenemos competencia, están paradas. Ni siquiera han comenzado, cuando deberían haberse finalizado.
 
Hablando de Pedro Sánchez. Entiendo que pedís que haga con Rajoy lo que el PP vasco hizo con Patxi López…
 
Creemos que cuando hay una situación tan fraccionada lo que hay que mirar son los intereses del país, no los partidistas o personales, como está haciendo el señor Sánchez. Nosotros en su momento consideramos que había que cambiar el rumbo del gobierno vasco. Veníamos del ‘Plan Ibarretxe’, que era un plan que había supuesto una fractura de la sociedad vasca y suponía retroceder hacia el pasado. Creíamos que era necesario un cambio y lo apoyamos sin recibir, ni querer, nada a cambio. Al PSOE le pedimos lo mismo. Que deje de mirarse al ombligo y que apoye al partido que ha ganado mayoritariamente las elecciones.
 
El PNV también fue el partido que ganó mayoritariamente aquellas elecciones, y con toda la legitimidad decidisteis apoyar al segundo partido (PSE). ¿Por qué el PSOE no puede explorar esa misma fórmula para el Gobierno Central, y buscar el apoyo en los partidos que consideran que Rajoy lleva a España por un sendero poco recomendable? ¿Por qué este caso es una ‘estafa a los ciudadanos’, según algunos miembros de su partido, y lo del 2009 no lo fue?
 
La cuestión está en qué sería mejor. La diferencia está en que, desde luego, los ciudadanos no irían mejor con un gobierno inestable desde el principio. Un gobierno que es con Podemos y con los nacionalistas. Un gobierno de España con quienes quieren romper España. Un gobierno que propone soluciones populistas. Un gobierno de un partido que ha llevado a España a su mayor crisis económica. Y el PP ha conseguido dar la vuelta a todo eso. Realmente los ciudadanos han visto eso y han apostado porque continúe el PP en el gobierno. Es más, Sánchez ya lo intentó tras las primeras elecciones y la ciudadanía le castigó. A todos menos al PP.
 
Entonces no entiendo por qué el PP ha dejado abierta la puerta al PNV, un partido que consideráis que va a emprender un camino secesionista.
 
Claro, porque si el PP es un partido fuerte y si el PP gobierna con el PNV, evidentemente va a ser un freno a esa aventura secesionista.
 
Entonces sí estarían abiertos a pactar con el PNV.
 
Si los pactos son para dar estabilidad y conseguir atraer inversión y recuperar empleo, sin entrar en rutas secesionistas, nosotros claro que estamos abiertos.
 
¿El PP vasco se ha sentido alguna vez con las manos atadas por el PP nacional?
 
El PP del País Vasco ha estado en la vanguardia de la defensa de los derechos y libertades. En esa lucha siempre ha encontrado el apoyo del partido a nivel nacional. También es cierto que nosotros somos un partido nacional en el que en muchas cuestiones, al final, se deciden desde el órgano central. No obstante no hemos tenido fricciones, ni abandonos, ni imposiciones por parte del PP nacional.
 
¿En el caso de Arantza Quiroga no hubo fricciones?
 
Arantza Quiroga presentó una cuestión en la que después fue utilizada de manera torticera por Bildu, precisamente para intentar darle la vuelta a lo que realmente se quería, que era que todo el arco parlamentario aceptase esos códigos éticos donde se aceptara que ETA nunca debió de existir y que ETA nunca debió matar. Algo que todavía Bildu no ha aceptado. EH Bildu quiso tomar esa ponencia a su favor provocó la decisión de Arantza de dejar la política.
 
¿Cree que EH Bildu debería estar ilegalizada?
 
Creo que no se deben utilizar medios violentos para conseguir fines políticos. Ni ahora ni antes, y no es algo que haya que ponerlo solo en unos estatutos para ser legal. Además de esos estatutos hay que decirlo y hay que sentirlo. Y a EH Bildu le hace falta dar ese paso democrático.   
 
¿Pili Zabala es víctima del terrorismo?, ¿Las víctimas del GAL son víctimas del terrorismo?
 
Pili Zabala es una víctima del terrorismo. Totalmente. Zabala fue asesinado por los GAL, que fue una organización terrorista. Es más, es considerada víctima del terrorismo según la legislación del Gobierno Vasco, que considera como víctimas del terrorismo a las víctimas de ETA, del GAL, del Batallón Vasco Español.
 
¿Existió entonces el terrorismo de Estado?
 
Está ahí. Claro que existió y hubo una serie de víctimas. Nosotros siempre hemos dicho que con el terrorismo hay que utilizar todos los medios, pero todos los medios legales. Y además se ha comprobado que utilizando el estado de derecho, utilizando los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y utilizando la fuerza de la sociedad vasca se ha podido acabar con ETA. No ha desaparecido, pero sí ha decidido dejar las armas, y no lo ha hecho de forma voluntaria, sino porque se ha visto obligada por la lucha del Estado de Derecho. Ahora bien, esa lucha siempre hay que hacerla desde la legalidad, sin utilizar atajos.
 
¿Alfonso Alonso piensa lo mismo que usted?
 
Alfonso Alonso piensa lo mismo que yo, y lo mismo que el PP del País Vasco, que Zabala es una víctima del terrorismo. Porque además la legislación vasca lo reconoce. De lo que se trata ahora es de reconocer a esas víctimas del terrorismo, de ver que hubo ese terrorismo, de no mezclar víctimas y, sobre todo, no abonar la teoría del conflicto.
 
En el debate electoral no dio esa sensación…
 
En el debate le dijo que claro que era una víctima. Es que está muy claro que es una víctima del terrorismo. De lo que se trata es de no mezclar, como ha intentado el Gobierno Vasco mezclando unas víctimas con otras. Lo ha hecho para intentar tapar el pasado de ETA, porque algunos como los de EH Bildu no pueden enfrentarse a él.