Feijóo revalidaría su mayoría absoluta en Galicia y el PNV necesitaría al PSOE o el PP

Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El PP ‘barrería’ en las elecciones gallegas y mantendría la Xunta ante una izquierda incapaz de forma una alternativa. El PNV, por su parte, tendría que pactar. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, no tendría problemas para repetir su mayoría absoluta. Así se desprende del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este jueves sobre las elecciones del próximo 25 de septiembre. En peor situación estaría el PNV en los comicios que ese mismo día se celebrarían en el País Vasco. Íñigo Urkullu y los suyos necesitarian el apoyo del PSOE o del PP para seguir siendo lehendakari.
 
El PP ganarías las elecciones en Galicia con 40-41 escaños frente a una izquierda que no lograría los diputados necesarios para poder formar una alternativa. El PsdeG perdería dos escaños y pasaría de sus 18 parlamentarios a 16; mientra que En Marea, por su parte, obtendría entre 15 y 17 escaños. El BNG se tendría que contentar con dos diputados (ahora tiene 7) y Ciudadanos podría irrumpir en el Parlamento gallego con un representante.
 
En el País Vasco, el PNV lograría una nueva victoria en las urnas con entre 27 y 28 escaños, pero lejos de la mayoría fijada en 38. Bildu sería la segunda fuerza más votada con 16 diputados, aunque seguida de cerca por Podemos, con entre 15 y 16.
 
El PSE y el PP empatarían a 8 parlamentarios. Los socialistas sufrirían un importante varapalo en caso de cumplirse las predicciones del CIS, ya que ahora tienen 16 escaños, el doble que le otorga esta encuesta. Los populares también caerían y dirían adiós a dos de sus parlamentarios.
 
Según publicó ElBoletin.com hace unas semanas, en Euskadi, al igual que en España, se exige mayoría absoluta en primera votación y mayoría simple en la segunda. No obstante, la diferencia radica en que en el País Vasco no se puede votar en contra de ningún candidato. Cada grupo parlamentario se presenta y vota a su candidato, o se abstiene, pero nunca vota en contra. De esta forma, al final de la sesión se contabiliza qué candidato obtiene más votos favorables y es investido lehendakari.

De esta manera, los jeltzales podrían buscar únicamente los apoyos del PSE para que Urkullu contara con los escaños suficientes para ganar a un posible candidato de Bildu y Podemos, ya que nadie espera que el PP diera su ‘sí’ a estos últimos.