Las comunidades autónomas se alían para combatir las reválidas de la LOMCE

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación en funciones
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

12 de 17 gobiernos regionales presentarán un recurso en común contra las reválidas aprobadas por el ministro de Educación en funciones. Las reválidas han unido a las comunidades autónomas en un frente común: en mostrar su amplio rechazo a esta medida impuesta por el Ministerio de Educación. Una aplicación que no aceptarán con facilidad las regiones. Para ello, como ha avanzado la Generalitat Valenciana, las 12 comunidades contrarias a la reforma educativa presentarán un recurso al decreto aprobado y reafirmado por Íñigo Méndez de Vigo.
 
“Hace meses que la inmensa mayoría de autonomías le hemos dicho al ministro de Educación que las reválidas no tienen sentido. El ministro está en funciones para lo que quiere, así que presentaremos un recurso a los tribunales para paralizarla”, ha anunciado el secretario de Educación de la Comunidad Valenciana, Miguel Soler.
 
12 de las 17 comunidades autónomas ya han manifestado su negativa contra las reválidas. De hecho, mucho de ellas ya han iniciado trámites parlamentarios y administrativos para recurrir y tumbar esta medida educativa. Unas acciones que se han complementado con este recurso conjunto que ha anunciado este martes el Gobierno de Ximo Puig.
 
Como informa El Mundo, este recurso común no será la única medida que tienen en mente los ejecutivos regionales. Otra de las intenciones pasa por lograr la prórroga de un año más para las pruebas de acceso a la universidad (PAU).  Algo que desde Cataluña ya han asegurado que harán con o sin la aprobación del Ministerio de Educación. Por su parte, en el País Vasco tienen diseñado desarrollar su “propio sistema de evaluación”, de acuerdo con el “modelo y necesidades” de su sistema obviando lo que salga desde la LOMCE.
 
No obstante, regiones como la balear llevan varias semanas cargando contra las reválidas. Al poco de saltar el ‘decretazo’, el Ejecutivo balear inició los trámites para presentar un recurso contra una medida por la que el alumno “después de un curso trabajando se puede jugar una vida en una prueba”, como definieron desde las Islas Baleares. A su vez, también abrieron dudas de la legalidad de lo aprobado al entender que está impulsado por un Gobierno en funciones y donde la falta de participación de la comunidad educativa ha estado presente, tal y como recordó el Consejo de Estado. La “invasión de competencias autonómicas” es otro de los argumentos que lanzaron desde el Gobierno regional.
 
Tan sólo las autonomías gobernadas por el Partido Popular han mostrado apoyo  a estas reválidas, aunque desde Castilla y León han salido voces cuestionando la medida de Méndez de Vigo.