De la “Noche de los investigadores” a la ‘Noche de la indignación’

Cartel de la Séptima Noche de los Investigadores
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Marea Roja de la Ciencia saldrá a la calle en la “Noche de los investigadores” para denunciar la situación del sector científico que “sigue siendo lamentablemente precaria”. El 30 de septiembre no es un día cualquiera para los científicos. Con los días finales del noveno mes del año, Europa celebra la “Noche de los investigadores”. Una fecha en la que el sector científico español no tiene nada que celebrar, tal y como aseguran. “La situación sigue siendo lamentablemente precaria”, denuncia la Marea Roja de la Ciencia. Por ello, perfectamente, ese 30 de septiembre podría pasar de ser la “Noche de los investigadores”a la ‘Noche de la indignación’.
 
¿Hay algo que celebrar? La respuesta, por desgracia, es negativa. Las principales reivindicaciones del sector, reiteradas durante años, no se han atendido, convirtiendo en crónicos algunos de los problemas”, lamenta un colectivo que llama a todo el personal o estudiante que trabaje o estudie rodeado de ciencia (ya sea una contrata de seguridad y limpieza como personal de gestión y apoyo técnico) a acudir a las calles el 30 de septiembre para revertir la situación.
 
Porque mientras el resto de Europa puede celebrar su día de la ciencia al ver el respeto que muestran a la investigación (la media europea del PIB dedicado a I+D+i ha aumentado cercano al 2%), España se convierte en la excepción que confirma la regla: desde 2009 la partida presupuestaria a esta medida ha bajado del 1,45% del PIB al 1,25%. “Necesitamos que los sucesivos gobiernos incluyan la rueda de la ciencia en el carro de la cultura española”, reclama la Marea Roja de la Ciencia.
 
Para este colectivo, no habrá “salida justa de la crisis” sin apostar “decididamente por la ciencia y la investigación”. “No podemos seguir permitiendo que nuestros jóvenes se vean obligados a emigrar debido a la falta de empleo de calidad”, insiste la plataforma. Es por eso que el primer paso sería un giro de 180º donde se vire hacia un modelo “radicado claramente y primariamente en la generación de conocimiento”.
 
Las políticas que faltan en el sector
 
Pero la lista de exigencias y tareas sin realizar por parte del Gobierno de Mariano Rajoy ha ido engordando en los últimos tiempos. La Marea Roja de la Ciencia reclama desde una digna conciliación de la vida laboral y familiar hasta una financiación pública que no se vea envuelta en los “devenires políticos” que lastran al sector.
 
“Reclamamos carrearas científicas claramente definidas, estables y dignas para todo el sector. El carácter vocacional de la ciencia no debe diferenciarnos del resto de profesiones en ese aspecto”, recuerda un colectivo que echa en falta un “reconocimiento al desempeño y el esfuerzo del personal científico”.