Metro de Madrid entra en precampaña, pero las quejas de los usuarios continúan

Avería en escaleras mecánicas del Metro de Madrid Foto: Raúl Fernández
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La escasa frecuencia de trenes, la incidencia en las líneas y las averías de las escaleras son algunos de los problemas más denunciados por los viajeros. Las quejas de los usuarios de Metro de Madrid siguen sucediéndose ante las constantes averías en el suburbano. Son habituales las críticas por el retraso de los trenes o las incidencias en las líneas, pero últimamente se han multiplicado las denuncias por las escaleras rotas que tardan demasiado en ser reparadas. Pese a los intentos de la empresa y de la Comunidad de Madrid por mejorar el servicio, los madrileños no notan ningún cambio.

Los problemas, denuncian los sindicatos, se dan en “multitud de estaciones” pese a que el pasado verano el Gobierno de Ignacio González cambió el modelo de mantenimiento.

Concretamente, la Comunidad de Madrid endureció el contrato con las adjudicatarias del servicio y anunció que las penalizaría si el 99% de las escaleras no funcionaba o si éstas tardaban más de tres horas y media en ser reparadas.

Estas nuevas condiciones empezaron a entrar en vigor el pasado mes de agosto, pero los usuarios del suburbano no perciben una mejoría ya que, como denuncian, las averías son demasiado frecuentes. Así lo hacen saber a la empresa a través de las redes sociales, pero son muchos los que se quejan de que la empresa no se da ‘por enterada’ ya que los problemas con las escaleras tardan mucho en solucionarse.

De hecho, así queda reflejado en un estudio publicado por la OCU esta misma semana, que revela que aunque el Metro consigue un “aprobado raspado” (58 sobre 100), bajo esa nota general se oculta la “frustración” de los madrileños con el suburbano.

En este sentido, la organización de consumidores destaca que el 55% de los encuestados considera que Metro de Madrid “ha empeorado en los últimos tiempos”, y remarca que esta percepción de los usuarios “convive con un hecho irrefutable: su precio ha subido un 21% desde 2010”. Es más, “su alto precio ahuyenta a un 40% de los madrileños, que reconoce no usar el transporte público todo lo que desearía”, lo que unido a la escasa frecuencia de trenes está provocando que el suburbano “haga aguas”.

No obstante, desde Metro de Madrid insisten en que se trabaja para resolver los problemas, y remarcan que “cada escalera es un mundo” y que sus distintas condiciones -tamaño, inclinación o uso- hacen que cada una requiera una actuación diferente. Fuentes de la compañía consultadas por ElBoletin.com señalan que de las 1.700 escaleras que hay en el suburbano, 592 son mantenidas por empresas externas a las que se les ha endurecido el contrato, y a las que se sanciona si no cumplen el plazo acordado, y del resto se encarga el personal de Metro. Además, remarcan que “en hora punta hay un 98% de escaleras en funcionamiento”.

Sin embargo, los problemas se producen con frecuencia y los sindicatos achacan esta situación a la “falta de inversión” que ha habido en los últimos años. Ignacio Arribas, secretario general CCOO en Metro de Madrid, ha indicado que la inversión ha sido insuficiente y que ello ha impedido adquirir los repuestos necesarios para las reparaciones, por lo que ahora hay “tantas escaleras que revisar” que es muy complicado llevar los trabajos al día. “Ahora estamos en campaña electoral. De cara a mayo queremos que todo vaya perfecto, y no se puede”, lamenta el sindicalista.

Y en la misma línea se ha expresado el secretario general de UGT en el suburbano, Teodoro Piñuelas, para quien el problema reside no sólo en la falta de inversión y de repuestos, sino también en la escasez de personal destinado a estos trabajos. “El personal de Metro que está aprobado para pasar a mantenimiento de escaleras no pasa a esa unidad operativa”, por lo que “no hay personal de mantenimiento suficiente para todos los problemas”, explica el responsable de UGT, que critica el “perjuicio” constante que se hace a los viajeros con las averías.

“La realidad es que las inversiones no llegan”, por lo que insta a Metro de Madrid y al Gobierno regional a “invertir en recursos humanos y aumentar el número de personal para el mantenimiento, porque si no los repuestos que se compren se quedarán en el almacén”.

Renovación de 238 escaleras

Metro de Madrid acaba de poner en marcha una campaña de reforma/remodelación de 238 escaleras. “Se trata de cambiar algunas piezas de las escaleras que no tienen averías para evitar futuros problemas”, destacan fuentes del suburbano, que explican que esta medida supondrá una inversión de 13,5 millones de euros entre 2015 y 2016.

Los trabajos para sustituir elementos como las cadenas de tracción y reacondicionar diferentes componentes de las escaleras, repartidas en 79 estaciones de todas las líneas de Metro, se harán de forma escalonada, por estaciones o líneas, ya que estas renovaciones requerirán tener parada la escalera durante dos semanas, explican desde la compañía.

No obstante, este plan tampoco ha sido bien visto por los sindicatos. Teodoro Piñuelas, de UGT, considera que se trata de un “anuncio electoralista” que se hace en busca de un “lavado de cara” tanto de la dirección de Metro como de la Comunidad de Madrid.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA