Cifuentes quiere que la Policía pueda intervenir en el Campus de Alcalá sin autorización del rector

Cristina Cifuentes, Delegada del Gobierno en Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los sindicatos advierten que la Delegación del Gobierno pretende extender este protocolo a todas las universidades de Madrid. Los sindicatos dan la voz de alarma al informar que el nuevo protocolo que han puesto sobre la mesa el Consejo de Gobierno de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, dará facilidades a la intervención de la Policía en el Campus.

Concretamente, y según denuncia CCOO, una vez que se firme el protocolo “ya no será necesaria la autorización de la universidad para intervenir en los espacios exteriores de los campus, limitando la necesidad de autorización a la entrada de la policía en los edificios universitarios” y alertan desde el sindicato que “la previsión es que protocolos similares se plantearán en el resto de Universidades.

CCOO informa que hoy el Consejo de Gobierno de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) considerará para su aprobación el citado Protocolo para regular la intervención policial en los campus, en el que “figuran situaciones inéditas desde la reinstauración de la democracia en España”, ya que “hasta ahora, y en virtud del principio de autonomía universitaria, las fuerzas de seguridad debían solicitar siempre la autorización de los responsables universitarios para intervenir en los campus y edificios de las universidades”.

El sindicato alerta que, sin embargo, y, partir de la firma de estos protocolos “ya no será necesaria la autorización de la universidad para intervenir en los espacios exteriores de los campus, limitando la necesidad de autorización a la entrada de la policía en los edificios universitarios”.

Critica que, además, “las Universidades asumen el papel de prolongación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los campus universitarios al asumir voluntariamente la obligación de comunicar a Delegación del Gobierno la fecha, hora y necesidad de que las fuerzas policiales estén presentes en aquellas convocatorias de una concentración o manifestación en el interior del campus universitario que no haya sido comunicada o que no cumpla las condiciones y requisitos de la LORDR”, Ley Orgánica 9/1983 Reguladora del Derecho de Reunión.

Este sindicato ha notar que “en España rige el principio de autonomía universitaria recogido en la Constitución española y en la Ley de Ordenación Universitaria. El Rector de la universidad es el máximo responsable dentro de los límites de la universidad y las fuerzas de orden público no pueden entrar en la universidad, edificios y campus sin la petición expresa del rectorado”, por lo que se opone a dicho protocolo.

Ataque a la lbertad de expresión

Y explica la Federación de la Enseñanza de CCOO que rechazan esta medida al considerarla un “ataque frontal contra la libertad de expresión, reunión y asociación y lo que supone de “criminalización preventiva” de la expresión pacífica por parte de la comunidad universitaria de sus distintos posicionamientos en relación a la realidad de nuestras universidades y de la situación social, política y económica de nuestra sociedad”.

Cree que “dar libertad plena a la actuación policial en los campus universitarios y presumir que cualquier manifestación y concentración de trabajadores o estudiantes debe ser tratada como una amenaza a la seguridad es totalmente inaceptable”.

Y advierten a los Rectores queno pueden asumir esta renuncia a la autonomía universitaria y a la pluralidad de formas que adopta la libertad de expresión en sus comunidades universitarias bajo el paraguas formal de un “protocolo de seguridad”.