A Rajoy le sale nuevo enemigo por la derecha: la AVT

Angeles Pedraza, presidenta de la AVT
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Asociación de Víctimas del Terrorismo, presidida por Angeles Pedraza, se suma al castigo electoral de los ultracatólicos contra las “traiciones” del gobierno de Mariano Rajoy. A Mariano Rajoy le ha salido un nuevo enemigo en las filas más conservadoras: la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que se ha sumado a la campaña de castigo electoral que llevan a cabo los ultracatólicos desde que el presidente del Gobierno anunciara la retirada de la reforma de la ley del aborto.

La AVT acusa a Rajoy de lo mismo que los colectivos provida: de “traición”, aunque en este caso en materia de política antiterrorista , con graves acusaciones de “humillar” a las víctimas de ETA por lo que ha emprendido una campaña de recogida de firmas, ‘casualmente’ desde la web de Hazte Oír y dentro de la campaña.#YoRompoconRajoy

La campaña la encabeza la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, quien pide a los simpatizantes de Hazte Oír que firmen para pedir al presidente del Ejecutivo y al ministro de Justicia que ordene a la Fiscalía que investigue inmediatamente “las presiones a funcionarios” en la excarcelación de Josu Uribetxeberria Bolinaga, unos hechos denunciados por la forense de la Audiencia Nacional en una entrevista a la agencia EFE.

Pero además, Pedraza va más alla al pedir a Rajoy que “pida perdón a las víctimas por la política de excarcelaciones y beneficios penitenciarios a los terroristas, que sigue humillándolas”.

Se suma a la manifestación

Además, la AVT también se suma a los ultracatólicos en sus movilizaciones en la calle contra Rajoy por meter en un cajón la reforma que endurecía los requisitos para la interrupción voluntaria del embarazo y ha anunciado que se sumaran a la manifestación que han convocado para el 22 de noviembre.

En un comunicado, la AVT explicaba que apoyará las marchas contra el aborto y a favor de la familia en distintas ciudades españolas para reclamar al Gobierno “el estricto cumplimiento de los compromisos adquiridos con sus votantes” y confía en aportar gran «capacidad de convocatoria”.

No es la primera vez que Mariano Rajoy sufre las iras de esta a asociación de víctimas, tradicionalmente muy cercana al PP. En 2007 y siendo presidente José Alcaraz ya se evidenció un ‘divorcio’ entre la AVT y Rajoy, entonces en la oposición, por considerar el colectivo de victimas del terrorismo que el jefe del principal partido de la oposición no apoyaba suficientemente las manifestaciones que convocaba, un día si y otro también, contra la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En aquel entonces, el distanciamiento fue azuzado por Federico Jiménez Losantos desde su programa de la COPE. Ahora, Ángeles Pedraza parece seguir los pasos de Alcaraz y amenaza con coger la pancarta y seguir la estrategia que colocó a la AVT a la cabeza del discurso del núcleo más duro del PP, que personificaba Jaime Mayor Oreja.