Los sindicatos exigen que se ‘blinde’ contra el despido a los trabajadores que están en cuarentena por ébola

Personal médico para el tratamiento de enfermos de ébola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CCOO de Madrid propone al Instituto Nacional de la Seguridad Social que a las personas en observación se las considere “en situación de enfermedad laboral en estudio” para que no puedan ser despedidas. CCOO de Madrid ha expresado su preocupación por la situación laboral en la que se encuentran las 15 personas que se encuentran en observación ante un posible contagio de ébola y reclama para ellas las máximas garantías laborales ya que incluso existe el riesgo de que se les despida por faltar a trabajar.

El sindicato madrileño abordó la especial situación de estos trabajadores durante una reunión de los responsables de Salud Laboral del sindicato en la que se acordó pedir al Instituto Nacional de la Seguridad Social que a las 15 personas que se encuentran en observación ante un posible contagio “se las considere como víctimas de una enfermedad laboral en estudio a efectos de que cuenten con la máxima cobertura y no queden en una situación de indefensión ante el empresario, que podría llegar incluso a despedirlas por no acudir a su puesto de trabajo, algo que permite la actual Reforma Laboral”, explica CCOO Madrid en su web.

Según explica CCOO en su web, en esta situación, que el sindicato va a trasladar al Instituto Nacional de la Seguridad Social, se encuentran por poner un ejemplo las peluqueras que atendieron a la auxiliar de enfermería o los profesionales de las ambulancias, que actualmente están con un permiso retribuido y cuyos casos deben ser considerados como un accidente laboral o como una enfermedad profesional.

El secretario de Salud Laboral del sindicato, Carmelo Plaza, ha resaltado que el objetivo para CCOO es que todos los trabajadores, del sector que sean, tengan las mismas garantías, insistiendo en lo necesario de la participación de los llamados delegados de prevención, como máximo conocedores de lo que ocurre en los centros de trabajo.