Pedro Sánchez echa a Virgilio Zapatero y otros nueve militantes por usar las ‘tarjetas b’ de Caja Madrid

Pedro Sánchez, secretario genereral del PSOE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La lista de expulsados era de dieciséis personas, pero algunos ya habían solicitado su baja del PSOE de forma voluntaria tras conocerse su relación con los hechos investigados. Pedro Sánchez apenas ha tardado unos días en hacer ‘limpieza’ entre las filas del PSOE. Tal y como dijo, los militantes que habían usado las llamadas ‘tarjetas b’ de Caja Madrid “no caben en el PSOE”, y así ha quedado demostrado hoy mismo, después de que el líder socialista haya oficializado la expulsión de diez afiliados que se beneficiaron de estas tarjetas opacas.

Los expulsados son Ángel Gómez del Pulgar, Joaquín García Pontes, Miguel Muñiz de las Cuevas, Gonzalo Martín Pascual, Virgilio Zapatero, Enedina Álvarez, Ignacio Varela, Miguel Ángel Abejón, José María de la Riva y José María Arteta.

En realidad la lista ascendía a dieciséis personas, pero algunos ya habían solicitado su baja del PSOE de forma voluntaria tras conocerse su relación con los hechos investigados, ha informado Ferraz en una nota.

El partido que lidera Pedro Sánchez explica que se ha tomado la decisión de llevar a cabo esta “expulsión provisional” en el marco de la investigación abierta por la Comisión Ejecutiva Federal tras conocerse el caso de las ‘tarjetas b’ de Caja Madrid.

El 2 de octubre, dice el PSOE, tras saltar la noticia, la Secretaría de Organización solicitó a las personas presuntamente implicadas información que permitirse aclarar en qué “concepto” se concedieron las tarjetas y la “finalidad” de las mismas, así como una “explicación de los gastos” y si estaban relacionados con “gastos de representación” o derivados de “actividad vinculada a la entidad o puesto desempeñado en la misma”.

Asimismo, el PSOE quería aclarar cuál fue el “tratamiento fiscal” de la tarjeta y de los gastos efectuados, “especialmente la inclusión o no en la declaración de la renta o de cualquier otra declaración tributaria”.

Para ello, dice el partido, “se les concedió un plazo para que formularan las alegaciones oportunas, presentasen cualquier prueba que estimaran oportuna, o incluso se personasen ante la instrucción para poder determinar los hechos y aclarar las informaciones publicadas”, y vistas sus alegaciones, el PSOE considera que “concurren las circunstancias que justifican la adopción de medidas disciplinarias”.

Virgilio Zapatero

Uno de los expulsados, Virgilio Zapatero, cargó hace unos días contra Pedro Sánchez por ponerle en el centro de la diana. Concretamente, el exministro socialista y antiguo consejero de Caja Madrid, envió una carta a la dirección del PSOE en la que negaba el uso de las ‘tarjetas b’ y criticaba al líder del partido al que acusaba de actuar como un “justiciero”.

Asimismo, lanzó un mensaje a Sánchez, al que dejó claro que “después de 42 años en el partido socialista, no acepto chantajes ni presiones para que no hable”, y avisó de que utilizará “todos los medios legales” para defender su “honor” a pesar de que “lo más cómodo para mí sería aceptar vuestras presiones y pedir la baja del partido socialista, que es lo que ya pedís expresamente en vuestra permanente búsqueda de titulares”.