El consejero de Sanidad de Madrid acusa a la enfermera contagiada de mentir

Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Javier Rodriguez admite que hace estas graves acusaciones sin pruebas pero que hasta ahora había negado también alteraciones en el protocolo. El consejero de Sanidad de la Comunidad ha dado un paso más en los intentos de las administraciones sanitarias de achacar el primer caso de ébola de Europa a un fallo de la auxiliar de enfermería. Javier Rodríguez ha afirmado este miércoles que Teresa Romero «ocultó» al médico de atención primaria que había estado tratando al misionero Manuel García Viejo y ha añadido que «pudo haber estado mintiendo» sobre su fiebre.

En su comparecencia en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, Rodríguez ha afirmado que «eso lo pongo yo de mi cosecha» y ha admitido que «no lo podemos demostrar».

Además, ha destacado que también había negado «ninguna alteración» en el protocolo, «hasta que hoy ha reconocido a su médico que probablemente cometió un error», porque al desvestirse tuvo un contacto directamente con su cuerpo con un guante.

«Durante todo este tiempo lo negó siempre, como tampoco informó a su médico de atención primaria cuando fue que había sido una persona que había estado tratando un paciente que había sido contagiado de ébola», ha señalado, en declaraciones que recoge la agencia Europa Press.

Rodriguez ha dicho también que, quizá porque sospechaba que estaba infectada, «durante toda la semana prácticamente no salió de su casa», al tiempo que ha facilitado la relación de personas con las que estuvo en contacto: su marido, considerado «de alto riesgo», profesionales del Hospital Fundación de Alcorcón, profesionales y personas con las que coincidió en el centro de salud y dos peluqueras, «porque después de ir al médico se fue a la peluquería y la estuvieron depilando«.