Ms. Pac-Man, Zelda: Ocarina of Time, Dance Dance Revolution y Civilization entran en el Salón de la Fama del videojuego

Los videojuegos que han entrado en 2022 en el Salón de la Fama. - THE STRONG NATIONAL MUSEUM OF PLAY.

Los videojuegos que han entrado en 2022 en el Salón de la Fama. - THE STRONG NATIONAL MUSEUM OF PLAY.

Ms. Pac-Man, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, Dance Dance Revolution y Civilization se han convertido en los nuevos integrantes del Salón de la Fama de los videojuegos este año.

El Salón de la Fama de los videojuegos es una iniciativa impulsada por The Strong National Museum of Play (Estados Unidos), un museo interactivo que reúne la colección más grande y completa de la historia del juego en todas sus vertientes.

Cada año, The Strong selecciona cuatro videojuegos que pasan a entrar en su Salón de la Fama en base a su popularidad sostenida en el tiempo y a su influencia en la industria, la cultura popular y la sociedad.

En 2022, el honor ha recaído en Ms. Pac-Man, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, Dance Dance Revolution y Civilization, según ha confirmado este jueves el museo a través de Twitter.

La archivista sénior, Julia Novakovic, explica en un comunicado de la web del organismo que Ms. Pac-Man ayudó a «promover» el disfrute del videojuego «entre todos los géneros» al ofrecer «el primer personaje de videojuego femenino ampliamente reconocido» de la industria.

Respecto a Dance Dance Revolution, la encargada de la conservación de videojuegos, Lindsey Kurano, señala que «la música ha sido una parte integral de la vida humana desde los tiempos prehistóricos», lo que para ella viene a explicar la popularidad de este título que «abarcó edades, géneros y regiones».

En el caso de Ocarina of Time, el conservador de juegos digitales, Andrew Borman, afirma que «incluso hoy en día los desarrolladores de todo el mundo siguen reconociendo la influencia» de este título «a la hora de crear videojuegos», gracias a elementos como «el mundo 3D en expansión, el combate fluido, los rompecabezas complejos y la historia que cambia el tiempo».

Sobre Civilization, el director del Centro de la Historia de Juegos Electrónicos en Strong International, John-Paul Dyson, ha recordado que «la naturaleza adictiva del juego, que el propio creador Sid Meier llamó la cualidad de ‘un turno más’, y sus opciones casi ilimitadas que evitaban el juego repetitivo, le valieron a Civilization el reconocimiento de ‘Computer Gaming World’ como el mejor videojuego de todos los tiempos en 1996».

El pasado mes de marzo, el museo compartió los candidatos de 2022 y abrió el sistema de votación al público para que los propios jugadores eligiesen los videojuegos que deben ser inmortalizados por su especial poso.

El organismo explica en su web que el voto del público tiene el peso de un solo juez. El resto es seleccionado por el Comité Asesor de Selección Internacional, que está compuesto de periodistas y estudiosos de la historia del videojuego y su rol en la sociedad.

Los doce títulos que han optado a entrar en el Salón de la Fama este año han sido: Assassin’s Creed, Candy Crush Saga, Dance Dance Revolution, The Legend of Zelda: Ocarina of Time, Minesweeper, Ms. Pac-Man, NBA Jam, PaRappa the Rapper, Resident Evil, Rogue, Civilization y Words with Friends.

Los jugadores tienen también la opción de nominar un videojuego que consideren que merece un hueco y pase a unirse a otros títulos en este honor, como Tetris, Super Mario Bros y Sonic the Hedgehog, entre muchos otros.