Merkel y Schulz cierran un principio de acuerdo para revalidar «la gran coalición» por tercera vez

Angela Merkel y Martin Schulz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Unión Demócrata Cristiana de la canciller alemana, Angela Merkel (CDU), y la socialdemocracia de Martin Schulz (SPD), han conseguido alcanzar un principio de acuerdo para desatascar la situación política tras las últimas elecciones, tras las que el país lleva más de 100 días sin gobierno.

Según informan varias agencias de de toda Europa, los tres partidos implicados (democristianos, socialdemócratas y también CSU, el socio bávaro de Merkel) han mantenido reuniones maratonianas y el punto de inflexión se ha alcanzado en la mañana de este viernes. Se trata de un acuerdo marco de 28 páginas por el que las tres formaciones convienen comenzar a negociar un pacto de Gobierno con condiciones concretas y un nuevo Ejecutivo.

Aunque Merkel fue la más votada en las elecciones de septiembre, no obtuvo mayoría suficiente como para formar Gobierno. En un primer momento y ante el desgaste de la coalición entre democristianos y socialdemócratas que lleva gobernando Alemania durante ocho de los doce años que la canciller lleva al frente del país, el primer intento de Merkel fue formar un Ejecutivo con los Verdes y los liberales, pero fracasó en el intento.

La única salida antes de repetir elecciones era por tanto recurrir a sus viejos compañeros de viaje, los que han conformado «la gran coalición» en dos tercios del mandato de Merkel, que llegó al poder hace ya 13 años, en 2005. La líder alemana prefiere esa opción a gobernar en minoría, según ha manifestado desde las elecciones.

Las intensas negociaciones versan sobre temas de gran calado para Europa como la migración y la integración comunitaria, pero también sobre retos nacionales como los impuestos o el sistema de salud. Aspectos sobre los que llevan discurriendo cinco días seguidos democristianos, socialdemócratas y los aliados conservadores bávaros.