www.elboletin.com

Un fondo británico se convierte en pieza clave para superar la quiebra de Service Point

martes 27 de mayo de 2014, 00:00h
Service Point
Service Point
Paragon Financial irrumpe en el reflote de la cotizada española de reprografía. El fondo se estrena como accionista de referencia mientras se prepara un nuevo convenio de acreedores.
Service Point Solutions (SPS) estrena accionistas de referencia. El fondo británico Paragon Financial Investments se podría alzar como titular de un 12,4% de las acciones de la firma española de reprografía a consecuencia de uno de sus primeros movimientos para solventar el concurso de acreedores en el que anda sumida.

La entrada de Paragon en Service Point se producirá por la conversión y amortización de 15 millones de obligaciones convertibles en acciones que el fondo compró a algunos de los bancos acreedores de la cotizada que en su día ejecutaron las garantías que tenían sobre los activos internacionales de la compañía. Una circunstancia que pasará por una primera ampliación de capital por 15 millones de euros, según consta en la documentación que se ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La emisión de unos 25 millones de nuevas acciones de 0,6 euros de valor nominal cada una sería sólo el primer movimiento de SPS para esquivar el abismo de la quiebra hacia al que de momento se aproxima. En este sentido, la cotizada ya ha presentado ante el juzgado que instruye su concurso acreedor una propuesta anticipada de convenio con el objetivo de reflotar sus finanzas lo antes posible.

En esta propuesta, que quiere poner solución a la situación desencadenada el pasado 5 de febrero, cuando Service Point solicitó el amparo del juez ante unos acreedores que rechazaron las tres propuestas de refinanciación planteadas en pleno preconcurso y que comenzaron a ejecutar las garantías asociadas a sus préstamos impagados. En esta ocasión, ya se cuenta con el respaldo de sus dos grandes bancos acreedores: Lloyds Bank y GE Capital.

Esta nueva hoja de ruta contempla quitas de deuda y canjes por acciones de la propia compañía. A consecuencia de estos procedimientos, Service Point ya ha anunciado que la aceptación de este nuevo plan supondría “una completa transformación en la situación patrimonial” de la firma: desaparición de todos los instrumentos de endeudamiento financiero que pesan sobre su balance y la entrada de un “inversor industrial solvente y con una presencia internacional muy relevante”.

A pesar de los fiascos anteriores, la compañía ha mostrado su determinación para obtener una solución positiva a este convenio “a lo largo de los próximos dos meses aproximadamente”. Entonces, la compañía promete afanarse para conseguir las pertinentes autorizaciones y volver a cotizar con normalidad en Bolsa tan pronto como seis meses después de haber visto su negociación suspendida por el supervisor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.