El Monte dei Paschi se dispara un 15% en Bolsa ante el inminente rescate del Estado italiano

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

En medio de una brusca volatilidad, Monte dei Paschi di Siena, el banco más viejo del mundo, se apunta alzas de hasta el 15% en el parqué milanés para celebrar su inminente rescate por parte del Estado italiano. Este viernes, sus accionistas celebran una junta extraordinaria en la que aprobar la ampliación de capital con la que reflotar sus debilitadas finanzas.

La euforia compradora que hoy genera el valor borra por completo el brusco desplome del 8% que ayer sufrió la entidad. Y es que, la avalancha de órdenes compradoras es tal que los gestores de la Bolsa de Milán se han visto obligados en varias ocasiones a suspender la cotización de Monte dei Paschi entre subastas de volatilidad para poder casar posiciones de ambos lados de la ventanilla inversora.

El rescate de la entidad, que se ha convertido en un asunto más que controvertido en el preámbulo de las próximas elecciones legislativas en Italia, tiene su primera fase en el visto bueno de los actuales accionistas del banco -en su mayoría habitantes de la ciudad toscana de Siena a través de un fondo de caridad- en una generosa ampliación de capital. En total, 3.900 millones de euros que el Estado italiano suscribiría para salvar de la quiebra a la tercera entidad por activos del país, con una capitalización bursátil que hoy por hoy se queda en 2.800 millones.

Para mayor especulación, en la Piazza Affari de Milán se acusa al histórico banco, cuyos orígenes se remontan al año 1.472, de haber ocultado en sus últimos balances pérdidas en el mercado de derivados por hasta 720 millones de euros. Un rumor que ha alimentado las frecuentes críticas por mala gestión al izquierdista Partido Democrático de Pier Luigi Bersani, con el que se vincula tradicionalmente la maltrecha entidad financiera, duramente golpeada por la crisis de deuda periférica en la Eurozona.

Tal es la magnitud que ha alcanzado el suceso en Italia que Mario Monti, el primer ministro tecnócrata del país transalpino, ha solicitado al Banco de Italia una investigación profunda sobre las cuentas del sienés y una revisión sobre el sistema regulatorio bancario en Europa. Además, el presidente de la patronal bancaria italiana, Giuseppe Mussari, ha dimitido de su cargo porque en el tiempo de la supuesta ocultación de pérdidas era él quien presidía el Monte dei Paschi.

A media sesión negociadora, el volumen de negociación ya superaba los 1.000 millones de títulos, una cifra que supera con creces los 800 millones de acciones que cambian habitualmente de manos en la entidad a lo largo de una jornada completa. En cualquier caso, el volátil comportamiento de la entidad, recuerdan los expertos, se explica también por sus bajos precios de cotización: 0,25 euros el título cuando hace dos años cotizaba a 1,21 euros.