La gestora de Deutsche Bank barre para casa: prefiere cotizadas alemanas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

DWS Investments, la gestora de fondos de Deutsche Bank, barre para casa en sus apuestas de inversión para 2013. Frente a la opción por mercados periféricos de la Eurozona que varios bancos internacionales han tomado de cara a este ejercicio, los germanos mantienen su preferencia por las cotizadas de Fráncfort.

Si bien el mercado de acciones es “como el oro, pero mejor”, apuntaba la gestora en una reciente presentación de perspectivas, no es oro todo lo que reluce para los de Deutsche Bank y consideran que en España “continúan las dificultades”. En su lugar, Alemania ocupa un puesto de “preferencia” en su cartera de inversión para Europa. Al calor de la recuperación económica que vaticinan, esperan un crecimiento de un dígito en los beneficios por acción de las cotizadas germanas y que sus cuotas de mercado fuera del Viejo Continente sean cada vez más amplias. En otras palabras, que cada vez dependan menos del bolsillo de los ciudadanos europeos.

Ni siquiera los bancos españoles, a los que una vez saneados y ‘desenladrillados’ un buen número de expertos y casas de inversión han devuelto su favor, se ganan la confianza de DWS. En su lugar, recomienda apostar por financieros centroeuropeos con fuerte exposición a emergentes, con especial relevancia para la entidades británicas, francesas y escandinavas. Pedro Dañobeitia, director general de la gestora, apuntó además que esperan “probablemente” otro año más en recesión para España, con una caída del PIB del 1% y creciente tensión social. Nada del prometido crecimiento económico que vaticinan fuentes gubernamentales en Madrid y muy lejos del 0,75% de expansión que vaticina la germana para Berlín.

Con estas premisas, auguran una revalorización del 7% para el DAX de Fráncfort de aquí a final de año. Sin embargo, advierten que dada la volatilidad de precios que esperan al calor de las decisiones políticas que se vayan dando en Europa, lo mejor será apostar por cotizadas que ofrezcan una alta y sostenible rentabilidad por dividendo, cuya actividad se focalice en sectores en expansión y, preferentemente, con fuertes barrera de entrada para nuevos competidores.

En cualquier caso, no todo es negativo a la hora de invertir en españa para los de Deutsche Bank. Su deuda soberana, junto a la de Italia, sí es su favorita. Aunque los expertos de DWS consideran que la crisis de deuda no está superada, sí que aguardan que el ‘precipicio fiscal’ de EEUU se quede en una simple ‘colina’ y, por tanto, la rentabilidad de los papeles de deuda periférica ofrecerán una opción de inversión más atractiva. Pero tampoco ceden a los bonos del Tesoro todo el protagonismo en este capítulo. Defienden que “la rentabilidad del bund alemán crecerá moderadamente”, y que la demanda por activos del cada vez más reducido club de la ‘triple A’ se mantendrá “elevada”.