¿Se mantendrá La Seda por encima del euro por acción? Los analistas creen que sí

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Seda de Barcelona ha empezado 2013 con buen pie y ha logrado rebasar al alza la siempre difícil cota del euro por acción. Sin embargo, las dudas sobre la consistencia de sus tradicionalmente bruscos rebotes siempre rodean a este volátil valor, pero esta vez cuenta con el respaldo de los analistas que la ven incluso duplicando sus actuales precios de cotización.

Los expertos del parqué madrileño advierten un renovado apetito inversor por las ‘small caps’ y La Seda, con una revalorización del 25% desde Año Nuevo da fiel testimonio de esta tendencia. La confianza en que este ejercicio sea el que marque el definitivo arranque de la recuperación económica en el Viejo Continente es lo que ha hecho, explican varios gestores, que las carteras se hayan abierto desde los sólidos refugios de los ‘blue chips’ de la Bolsa hacia otros valores de mayor riesgo pero también mayor potencial alcista.

Algunos gestores, más cautos, recuerdan que este singular cambio de tendencia inversora ya tuvo lugar a comienzos del ya pasado 2012 y después tocó replegar velas. Sin embargo, los que defienden la solidez de la reciente pujanza bursátil de La Seda y otros pequeños valores apuntan que en esta ocasión no existe un componente especulativo tan manifiesto en los rebotes como entonces. Cabe recordar que el año pasado los abanderados de la remontada fueron las inmobiliarias, mientras que en esta ocasión son valores como el catalán, la chocolatera valenciana Natra o la constructora Grupo San José; esta vez apoyada en los logros de su ambicioso plan de internacionalización.

Aunque La Seda de Barcelona sigue sumida en una profunda tendencia bajista de fondo marcada por las grandes dificultades que atraviesa su negocio, algunos indicadores del análisis técnico, como el creciente volumen de negociación, comienzan a hablar de un posible giro al alza de cara al corto-medio plazo. La superación a cierre semanal de los 1,10 euros por título, apuntan varios gestores, sería la señal decisiva para pasar de apuestas puramente especulativas y cortoplacistas a plantearse posiciones más cómodas.

El objetivo final de este rebote podría estar, apuntan desde Capital Bolsa, en los 2,30 euros unitarios que marcan la ruptura de la tendencia bajista principal que pesa aún sobre el valor. Noticias relacionadas con mejoras en sus ingresos, la esperada venta de parte de su división petroquímica o movimientos corporativos en el sector podrían ayudar a acercar la gráfica de la catalana a estas cotas que hoy por hoy suponen un potencial del 98% para el valor.

No obstante, incluso los analistas más halagüeños recuerdan que La Seda es un valor marcado a fuego por la volatilidad: fuertes bandazos de precio y nido frecuente de prácticas especulativas. En este sentido, recomiendan fijar siempre ‘stop loss’ a la hora de apostar por el valor y evitar quedarse pillados ante un hipotético fin de ‘rally’ de año nuevo en las pequeñas cotizadas. La frontera de los 0,98 euros, ya por debajo del siempre deseado euro por acción que devolvería a la catalana a la categoría de ‘penny stock’, y después los 0,86 euros para carteras más holgadas son las dos referencias que fijan los expertos para evitar sustos.