Las bolsas responden con volatilidad al desconcierto sobre los pactos de la Cumbre Europea

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los acuerdos alcanzados al término de la semana pasada en Bruselas aún tienen muchos flecos sueltos y la renta variable europea responde en la primera sesión del segundo semestre del año con volatilidad ante este panorama. Tras una apertura prácticamente plana, los índices de referencia de las principales plazas han dado tumbos a uno y otro lados de la gráfica.

Al ecuador de la sesión, el Ibex 35 se colocaba como uno de los más rezagados de todo el Viejo Continente, con alzas que no alcanzaban el medio punto porcentual. Los malos datos de la industria manufacturera y el temor a que el PIB del segundo trimestre del año muestre una debilidad económica mayor de la esperada, presionaban al parqué madrileño, después de haber recuperado un 1% en algunos cruces y perder el mismo porcentaje en otros.

Los rumores de que Finlandia y Holanda podrían negarse a que el fondo permanente de rescate (MEDE) pueda comprar deuda soberana de los países de la Eurozona en el mercado secundario han sido el principal lastre de la sesión, llegando a imponer las ventas en Fráncfort o París. Dos plazas que, después se recuperaban al punto de anotarse casi un 1,5% arriba, gracias a que la Comisión Europea corroboraba que no es necesario cambiar los estatutos del fondo actual de rescate para que sean los bancos los que reciban directamente de este mecanismo los fondos necesarios para su recapitalización.

Con este escenario, a la espera de que se concreten todos los detalles de los acuerdos alcanzados la semana pasada, aun contra pronóstico de los expertos, y con un posible recorte de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo en el horizonto, los expertos apuestan porque la volatilidad será la tónica general de esta sesión de lunes. Algo a lo que también contribuye el escaso volumen de negocio que muestran muchos valores y productos tras la euforia compradora desatada el viernes. Ahora es momento de esperar y ver, comentan algunos gestores de carteras, antes de decidir por qué activos apostar definitivamente.

En el mercado de deuda soberana, los títulos españoles a diez años cotizan al 6,29% de rentabilidad, ligeramente por encima de los tipos marcados en la apertura, si bien la prima de riesgo se mantenía en el entorno de los 470 puntos. Los vaivenes al ritmo de la Bolsa se dejaban sentir aunque siempre, con menor brusquedad, debido al movimiento que también sufría el ‘bund’.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA